domingo, 16 de noviembre de 2008

Espejito, espejito...


Si las fotografías captan los momentos tal cual, si son instantáneas fieles... ¿por qué cojones hay veces que uno se ve y no se reconoce? ¿Por qué encima cuando preguntas indignado "de verdad soy así" todos te dicen que sí?

- Jo, qué mal salgo en esa foto!
- Anda ya! Si estás muy bien!
- Pero... ¿yo tengo ese cuerpo?
- Claro, así eres tú. Y sales muy guapo/a!

Acabas de echarle un vistazo a una foto en la que sale un individuo similar a tí, con tu ropa, tus gafas, y tus amigos, pero no eres tú. La cara de la foto NO PUEDE SER la tuya, no eres tan feo, ni tienes esas orejas, ni esa papada, ni ese rictus de simio hambriento. El cuerpo que hay debajo de esa cabeza no es el tuyo. Lo mires por donde lo mires, no es posible. Entonces te preguntas qué nivel de autoengaño practicas cada vez que te miras al espejo. Piensas en lo cabrón que es tu cerebro, lleva años engañándote, mostrándote una imagen falsamente positiva de tí mismo. Miras de nuevo la foto... no puede ser. No soy yo. Preguntas, y preguntas, y siempre te dan la misma respuesta: claro que eres tú. Maldita sea, va a ser verdad que soy así!

Y te miras al espejo buscando ese ángulo que ha captado la cámara, ese en el que quizá nunca habías reparado antes, ese que es definitivamente tu lado MALO. Pero es que no, tú no eres como sales en las fotos... O eso esperas...


jueves, 13 de noviembre de 2008

Yo ya no digo nada...

Avergonzada estoy... No digas nada. Tssss, calla, calla.

No voy a entrar en detalle (por mucho que a ustedes, señores lectores, el morbo por lo ajeno les llame la atención) sobre mi situación actual... Sólo diré que... MIERDA GRFSKDFRTS!!! No tengo internet ni en casa (solo algunos días funciona) ni en el curro, ni tiempo (Amancio me posee, más cuestiones laborales/familiares), y hasta hace poco ni salud (física) para actualizar. La viñeta tendrá que esperar... al menos hasta que me mude a mi nuevo hogar, con mi nuevo trabajo, con mi internete... Aish!

Y es una caca... porque cuanto menos tiempo tiene uno para hacer ciertas cosas, más le apetece hacerlas, esto es así. Echo de menos leer el periódico por las mañanas en mi ordenador, ver el correo... jo, esas cosas básicas, eso que hace años era un extra pero que hoy es casi una necesidad. No tener internet hace que me sienta descolgada... no me entero de las cosas... no... ayyyyyyyyyy, qué mierda!

Voy a intentar (que triste es esto, madre mía), publicar un post a la semana (a dónde hemos llegado, señores!!!!!). Me tengo que conformar con eso... Snif.

Bueno, no more lloros. Es cuestión de un mes... y volveré (espero) a poner la máquina bloggera a pleno rendimiento.

Ahora me piro, que tengo que seguir con esas cosas que no me dejan tiempo libre... pero que me dan de comer.

PD: Apadrina una niña creativa, sólo son 1000 euros al mes. (Por pedir...)
PD2: Esta canción es la que más suena en mi coche en esos 45 Kms que me hago al día para currar... "Anabel Lee", de Radio Futura (sobre poema de E.A. Poe).



Santiago Auserón la ha versionado... y es espectacular... pero no está en Youtube... Ohhh! El otro día la tocó para Radio 3... tremendo, en serio.