jueves, 21 de agosto de 2008

Hechos

Adaptarse o morir... de pobreza extrema, concretamente: currar o morir... de pobreza.

Dejé de cobrar el paro... Esa época dulce (a la par que extraña, ¿por qué no sabré vivir sin hacer nada?) terminó. Y también se terminó el dinero. Una, que no es princesa (por mucho que algunos se empeñen en afirmar), supo que había llegado el momento de buscar trabajo. Aish.

Sucede que, aproximadamente, en Octubre un nuevo trabajo me espera, uno de esos que te ilusionan, que te apetecen y que te resultan tremendamente rentables para más inri. Pero Octubre está lejos, y mi cuenta seca como... (introduzca el nombre de un río cercano si usted vive de Despeñaperros para abajo, o el nombre de su actriz anoréxica favorita si se encuentra en la zona media-alta de la Península). Con la perspectiva que da la necesidad me dirigí al centro comercial más cercano, dejé mi currículum en todas las tiendas que me dio la gana (una es pobre, pero no cutre), y esperé. Siempre he tenido suerte, no me preguntéis por qué, pero la tengo, y de nuevo se confirma cuando, a punto de tener que pedir ayudas varias, me llaman para una entrevista, y me contratan ipso facto. :D Ahora soy empleada de Don Amancio Ortega, dueño y señor de Inditex. :D

Me produce satisfacción por los siguientes motivos:

1) Dinero
2) El dinero me lo da Amancio a mí, en lugar de yo a él, como ha sucedido desde que conocí ZARA allá por los noventa.
3) Es en la sección de niños. Doblar tanta ropa de niños, aguantar a las madres de los niños, temer por mi integridad y por la de la tienda por culpa de los niños malignos... todo eso ha hecho que mi reloj biológico se quede en modo SILENCIO y a ratos PARALIZADO. Nunca he tenido tanto interés como ahora por usar métodos anticonceptivos (y que conste que siempre lo he tenido)
4) Aporta y refuerza conocimientos: últimamente rememoro mucho el pasaje de la Biblia... ese... ejem... el de Herodes. ¿Dónde está Herodes cuando se le necesita? And I wonder...
5) Sería peor currar en ZARA HOME... yo aquí doblo ropa, que es un coñazo, sí, pero es que las niñas de HOME lo que hacen es recoger... ES COMO SI TE CASTIGARAN ETERNAMENTE A ORDENAR TU CASA, o peor, ORDENAR UNA CASA QUE ENCIMA ES MEJOR QUE LA TUYA!

Curiosidades:

El KARMA... ese cabroncete... Siempre he sido un desastre con el orden. En ocasiones toda mi ropa andaba tirada por ahí, tan tan exageradamente mal que ni siquiera se veía el suelo de mi habitación. El KARMA, que se entera de estas cosas, me la devuelve con este trabajo, en el que me paso 25 horas semanales DOBLANDO Y ORDENANDO ROPA! MARDITO KARMA! ;)

En fin, que así están las cosas. Es a media jornada, lo cual me deja bastante tiempo libre para hacer los trabajinis del doctorado, piscineo vario, playas eventuales... esas cosas que dan vidilla. :)

Eso sí, estoy deseando que llegue Octubre y poder trabajar en lo que sé que será un gran puesto. Y así, queridos niños es como me consuelo...

miércoles, 6 de agosto de 2008

Estoy que no estoy...

Pues sí. Diversos acontecimientos (campos de soledad...) me impiden escribir estos días. Es lamentable.

Os ruego paciencia, oh fieles lectores. Prometo volver (con esa fuerza, esa garra, uhhhhh) en breve, con más y mejor de mí y de otros.

Tenganme paciencia, por favor.

Un beso con sabor a Horchata para todos.