miércoles, 9 de julio de 2008

Malos

De pequeño...

1. ¿Comiste o torturaste insectos? (si lo haces ahora con veintitantos, por favor, no me lo digas)

2. ¿Tenías un plan elaborado para conquistar el mundo/hacerte rico/vencer por fin al tontolculo de Pepito?

3. ¿Estando castigado veías la tele/comías chuches/salías con tus amigos?

4. ¿Escondiste secretamente los restos de un delito casero, tipo "el jarrón del salón ha muerto" o "qué curioso, cuando acercas los pañuelos de la abuela al brasero se hacen pequeños agujeros"?

5. ¿Pensaste que eso de tirarse en plancha desde lo alto del armario hasta la cama no era para nada una locura?

Si has respondido SI a alguna de las preguntas anteriores (se aceptan interpretaciones libres y aportaciones individuales a cada cuestión)... tu eres MALO, y los MALOS MOLAN MÁS. Ser malo es bueno, !es un hecho! El mal está infravalorado, y tiene muy mala prensa, pero... jo, cómo mola ser, como decían los Gomaespuma, un poquito cabrón. El "malismo como ser" al que me refiero, implica: ser un disfrutón de la vida (ay los placeres!), inventar e inventar, divertirse... vivir, al fin y al cabo. Que yo voy con los "malos" se hizo evidente (aunque ya tenía sospechas), vía inspiración invertida, mientras realizaba una movida para un concurso. Había que hacer un cartel que reflejara los valores del juego limpio... y a mí me salió esto:




Ves el cartel... y el que mola es Carlitos!!!! Evidentemente no me he comido un colín, cosa que todos sabíamos que sucedería: transmitir el mensaje contrario a lo que te piden... es lo que tiene (calidad de la obra a parte). Pero es que siempre me han caído bien los niños malos...

Uno de mis libros favoritos es "Cabeza de chorlito", de Ziraldo. Es la historia de un niño malo, un trasto, un liante y un desastre... o no. Lo que a priori parece un libro infantil (de hecho en España en los ochenta se vendió como tal) es en realidad un fantástico relato para todas las edades, que despierta ternura, buen rollismo y ganas de ser feliz a toda costa, aceptando que ser malo... es bueno.

Ziraldo está considerado el QUINO brasileño, y su personaje estrella, Cabeza de chorlito, su particular MAFALDA, o eso dicen. En realidad es más simple, y comparar es absurdo. El libro vale muy poco, y merece la pena, al menos a mí me pone de buen humor cuando lo leo (en tres minutos, porque es muy cortito). En el enlace que he dejado hay una versión online del libro... pero en portugués :D


Ea! Propagad el mensaje... sed malos... es lo mejor!

13 Criaturas se han pronunciado al respecto:

Alexander Glass dijo...

Tu no dabas religión en clase, no? Asi va este mundo! Estas son la clase de posts que hacen que el mundo ande torcido. Vade retro!

Psicologa Solteeera... dijo...

Yo estuve en un colegio católico... eso explica mucho... :D

Daniel S. dijo...

1)No. Nunca torturé animales. Salvo cortarle a las lagartijas el rabo, claro. Pero como esto es incorrecto, ya que no se les corta el rabo, si no que ellas mismas se desprenden de él... bueno vale, sí lo hice.

2)Por supuesto que elaboré un plan. Y está en marcha. Si consigo catorce metros de cobre y condensador de fluzo tendréis un nuevo dios.

3)Solían castigarme sin jugar al ordenador. Aún así, cuando mis padres no estaban, lo hacía. No lo disfrutaba porque estaba en tensión continua pero... bueno, quizá lo disfrutase más por eso.

4)He escondido cosas de las que no puedo hablar en un blog público. Y sobre lo de quemar los pañuelos de la abuela... una vez mi madre abrió la puerta y se encontró con que en mitad del cuarto había hecho una pequeña hoguera. Me encantaba el fuego. Y sí, soy imbécil.

5)Tirarse en plancha desde el armario es una locura. Pero recuerdo el día en que volví a casa arrastrado por mi hermana y unos amigos y sangrando por la boca porque con unos seis años quise saltar desde lo alto del tobogán, tal y como hacían los “mayores”.

Pese a todo ello soy una bellísima persona, y el día que muera no solo iré al cielo, si no que espero que me den las llaves y me dejen gobernarlo con inflexible puño de hierro. O no se salvará de mi ira ni la angelical tostadora con alas de Philadelpia.

Sr. Calavera dijo...

Veamos:

1) No

2) Si

3)Si

4)Si

5)No

Resultado tres quintas partes de maldad según el test Mamen (¿ésto está homologado por la UE?) de malo.

Con el niño con el que hay que tner cuidado no es con el que hace trastadas, mas hay que vigilar al que se queda callado...Que seguro que algo chungo planea. xD

Psicologa Solteeera... dijo...

No tenía la menor duda de que entre los lectores de este blog había más de un posible "jefe del mundo". Pero no tenéis nada que hacer... yo voy a ser Emperatriz del mundo mundial y del universo universal, así que nada.

Dani: Grandes momentos en los que uno hace cosas de mayores... efectivamente, el 90% de esas acciones terminan con sangre en alguna parte del cuerpo.

Barbas: El test sigue los dictámenes de la APA (American Psycholohgycal Assotiation) y de la NCSF (niños cabrones sin fronteras).

La princesita de Barcenillas dijo...

A ver...

1) Insectos nada de nada. Una niña exquisita de principios de los 80. Las mariquitas (qué monas) y punto.
2) El plan esta en marcha. Pero ¡ay! pa mi que no anda resultando.
3) Mi madre me castigó una sola vez ¿Por qué? Porque charlaba tantísimo y era tan sumamente pesada, que era un castigo para ella castigarme y aguantarme en casa. Y eso, es una gran paradoja. Así que a la calle a jugar y romper leotardos
4) Super sí ( y a veces lo hago) Lo del cajón del congelador no he sido yo
5) Armario no, pero La Poppins, estuvo a punto de influenciar el suicidio de dos pequeñas niñas que pensaban saltar con paraguas (mínimo, transparente y de hello kitty) de una azotea cualquiera. Una mano ruda y dos tortas, salvaron mi vida y posibilitan este comentario, aún a día de hoy.

Malota, a lo BjÖRk, pero sin estridencias, pareciendo ser la princesita que aún soy, pero con un lado más que oscuro, negro del todo!

besos

Psicologa Solteeera... dijo...

Princesas con lado oscuro, ¿puede haber algo mejor? Ummmm, yo creo que noooooo. :D

Buen tema ese de: Cuánto daño han hecho las películas! Hoy: Intenté imitar una escena y... Jijijiji

R&Pshow dijo...

1- Lo sigo haciendo; haciendo camping en estado de ebriedad, tiene su gracia la afirmación de que "todo lo que me sobrevuele, me lo como", o las fiestas con una bolsa de saltamontes mejicanos (¿se llamaban chapulines?)...y cuando el otro día se me coló una cuqui en el despacho, comprobé empíricamente si podían vivir sin cabeza...y luego comprobé si podían vivir conmigo encima y ya no. La única cucaracha de mi despacho soy yo, que para eso hice 5 años de cursillo de Derecho.
2- Estamos en ellou.
3-Es malo que te castiguen por hacer pis al confundir la despensa con un retrete tras un pedal infame, pero nadie duerme 24 horas para poder mantener el castigo.
4- No, siempre he estado orgulloso de mis fechorías.
5-Mis 85 kilos ,mi cama plegable, y la (MUY) eventual churri lo desaconsejan...pero se han dado casos de momento culmen de la autoconcupiscencia "in the air" ("¿Y quién se supone que va a limpiar esto?").
P.D. No soy malo
P.P.D. De pequeño era peor.
P.P.P.D. No hay P.P.P.D.

Lainfantaterrible dijo...

Jjeje, qué chula la entrada... a ver:
1- Yo lo del rabito de una lagartija también... pero una sóla vez. Y me arrepentí: se lo confesé a mi madre y lloré, lloré mucho.
2- Mmm.. teníalo, teníalo... pero ahora mi más ambicioso plan es sobrevivir. A veces sobrevivir a la astenia.
3- A mí tampoco me castigaron nunca... en casa. En clase, como aquí mi prima, por charlatana. Es que me aburría!! Todo era tan fácil, y una estaba tan preparada!! ;-)
4- No, yo siempre he sido más bien gilipollas, me explico: rompía cosas por placer, o quién sabe por qué razón, y luego confesaba y pedía perdón. A mí el colegio religioso me caló en otros aspectos... y siempre con la culpa a cuestas.
5- JAJAJA.. yo??? saltando? actividad física no placentera/sexual? yo? jajajaj.. qué va, siempre he sido muy de sofá, de leer tumbada en el suelo, de jugar tranquilita a los pin y pon... sin perturbarme.

No soy mala... O no lo era. Ahora cometo otras maldades sin fin...a veces tiro un papelillo al suelo y esas cosas.

Vengo gatuno, vengo gatuno dijo...

Buen tema,si señor:

1.- Los insectos siempre me dieron un poco de cosica, así q no los torturaba. Pero en mi época de cazador con escopeta de plomillos alguna que otra rana asesine a lo Lee Harvey Oswald.

2.- Lo de dominar el mundo nunca fue conmigo (q estress), yo solo quería ser Indiana Jones y quedarme con lo encontrado (mi tessoro).A veces en la playa jugaba a que podía dominar el mar, yo ordenaba en plan Poseidón a las olas que aumentarán de tamaño y lo hacían (siendo pagano desde 1982).

3.- Los castigos que más se estilaban en mi casa eran: sin salir y sin supernintendo (el segundo siempre se lo saltaba uno en cuanto podía).

4.- Yo no escondía las cosas, más bien las intentaba arreglar costara lo que costara lo que me costó algún dedo que otro pegado con superglue a objetos inanimados durante horas (cuanto daño ha hecho art attack). Aunq lo de echarle la culpa a otro o a nadie tb lo hacía, frases como "yo solo lo he mirado" son un clásico para mis padres. O cuando quemamos un descampao pq intentabamos averiguar que pasaba cuando quemabas un pila y le echamos la culpa a un viejo fumador de la zona.

5.- No tenía opción de saltar desde el armario pq dormía en la litera de arriba a escasos centimetros del techo asi que paso palabra.

Aunq yo no daba religión en el colegio, era más de ética, me he convertido en un Pasivo-Agresivo sin duda una de la maneras mas retorcidas de ser un Cabrón, muhahahaha!

Vengo gatuno, vengo gatuno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duff dijo...

Y el mail de niños cabrones sin fronteras es...?

Dios, que post tan grande, es posible que de los mejores que he leido, ¡claro que el que molaba era carlitos!

Confieso que echaba lejía a las sandías del chalet vecino, tiraba objetos pequeños en mi antiguo barrio a quien pasaba por debajo de mi ventana, que he planeado la esterilización de países enteros, que he echado un porrón de sal en guisos de mis tías, que a la mosca llamada punky de Yoli (amiga de asturias) la secuestré junto con una amiga y la fuimos quitando una a una las patas con unas pinzas de depilar, y que cuando sabía que una manguera que asomaba iba a mojar a mis amigas me aparté sin decir nada.

Buf, qué placer contarlo.

No es maldad, es un desarrollo frustrado, es una inteligencia mal dirigida y empleada. Somos tantos en el mundo...que qué más da.

Un saludo!!

Psicologa Solteeera... dijo...

jejejeje, si es que...

Duff, emocionada me has dejado... Que una bloggera de pro como usted diga eso de un post mio, aish! :D

Ha quedado evidenciado que los lectores de este sitio somos... un poquito malos, pero y que? Nos lo pasamos pirata, nos lo hemos pasado pirata, y por lo que se ve, nos lo pasaremos pirata en el futuro, ta claro.

Eso si, si algo se rompe, como dice Gatuno: nosotros solo mirabamos... Jajajaja