martes, 29 de julio de 2008

Hablemos de ESO...

Sí, queridos niños, ha llegado la hora... En el añito que este blog lleva en activo han sido más de 10.000 las visitas recibidas, cosa de la que estoy orgullosa, y cosa que no comprendo dado que NO SE HA HABLADO DE SEXO!!!! He estado pensando, y como pensar no conduce a nada bueno, sobre todo si se piensa después de las dos de la mañana, la conclusión a la que he llegado es que... es el momento de hablar de ESO, de SEXO.

El sexo...

Claro, hombre, el sexo...

Estooo... el sexo es... El sexo... ejem.
El sexo es como un deporte, un juego que reporta vitalidad a los practicantes, salud (no sin mi goma, como la peli), buen ánimo (casi siempre)... Como deporte que es, los que lo practican se dividen en dos grandes grupos: amateurs y profesionales. Sólo los segundos son elegidos para acudir a las citas olímpicas, modalidad vetada a los primeros por los riesgos que implica (principalmente lesiones).
El sexo es un juego... sí. A veces es como el Póker: hay tríos, cuartetos, siendo liberal y multicultural puedes hacer hasta una escalera de color, y oye... seamos sinceros, a veces hay que poner "caras" para disimular algún que otro farol.
Otras veces el sexo es como el parchís... todos nos sabemos eso de "ese tío se come una y cuenta veinte". Es curiosa la diferencia entre los géneros: los hay que se comen una y cuentan veinte... pero es que las hay que se comen veinte y sólo cuentan una! A este tipo de mujeres se las llama, científicamente, "anoséxicas" (no confundir con ano-sexia, que es otra cosa muy diferente). El "anoséxico" masculino (que también existe) se caracteriza por ver su pene siempre gordo, por muy pequeño que lo tenga. Afortunadamente científicos de todo el mundo están trabajando en la búsqueda de tratamientos eficaces que mejoren la calidad de vida de estas personas, y de sus posibles parejas sexuales.
Sigamos. Decíamos que el sexo es un juego... Hay para quien esta práctica es como la Oca: lo hacen "de puente en puente y porque el otro les siguió la corriente". O como el Risk: dos horas haciendo estrategia pero al final ese país que tanto querías es conquistado por otro, y no te queda más remedio que retirar tus tropas mermadas y desmoralizadas.
No podemos olvidar que estamos en el siglo XXI, la era de la tecnología... En el mundo del ocio los videojuegos se han convertido en protagonistas absolutos, y como ocio que es, el sexo también puede ser como los ellos: cuando eras adolescente todo lo que tenías era un joystick y unas imágenes planas, en 2D cutre. Luego llegó el 3D, la opción multiplayer (normalmente divertida), e internet... que mira, si no hay nadie con quien jugar en casa, siempre puedes echar una partida on-line.
Los hay que prefieren el sexo salvaje (deporte de contacto), y los hay que se exitan más con una buena mente que con el cuerpo (como decía aquel personaje de Martin H: hay que follarse a las mentes). Estos practicantes del sexo elevado son denominados "sexudos", y con lo que más disfrutan es con el ajedrez: mucho pensar, sí, pero con la tontería de ser un intelectual, te comes un montón de figuras.
El sexo... qué temazo! Tengo la intención de abrir una nueva sección en este blog: LLA-MAME(N), Y ME LO CUENTAS (tssss, no me iba a comer la cabeza con el título, llaméndome como me llamo.... Mamen). La idea es recopilar las mejores, más espeluznantes, inverosímiles, pero reales, y divertidas historias sobre esperiencias sexuales. Si os ha ocurrido algo digno de contar pero que jamás os habéis atrevido a hacer público, si conocéis la historia de algún amigo (siempre les pasan cosas a nuestros amigos), hacédmelas llegar a esta dirección: trampantojosblog@gmail.com. Yo prometo leerlas, reirme, retocarlas y publicarlas, sin mencionar nombres, fechas o datos personales, claro. Os puedo prometer que nadie sabrá nunca de manos de quien me ha llegado tal o cual historia. Comparte con el mundo tu experiencia y riéte con la de los demás, que aunque mal de muchos consuelo de tontos... oye, consuelo es. :D (Sé positivamente que es complicado que me contéis estas cositas... pero bueno, por lo menos lo intento... puede estar bien).
La sexxión se inaugurará esta semana con la increíble historia de un chico que... siendo del tipo sexudo... terminó por comerse un peón. Hala! A pasarlo bien.
PD: Recordad siempre que la potencia sin CONTROL no sirve de nada, aunque DUREX también es buena marca.
PD2: los que hacen que cada vez que se abre mi blog salte una página porno tienen que estar ahora verdaderamente contentos. Puede que sean adivinos, y que me colocaran esa pop-up desde el principio porque sabían que, tarde o temprano, iba a hablar de sexo. :D

jueves, 24 de julio de 2008

Sicilia, 1920...

Ha muerto Estelle Getty.

Puede que no os suene el nombre, pero la ubicaréis perfectamente si digo que era "Sofía", la abuela mas abuela de las Chicas de Oro. Personajazo donde los haya.



¿Qué sería de mí sin poder usar ese "Sicilia, 1920..., una hermosa muchacha de cabellos dorados..." con el que ella empezaba todas sus historias?

Un sentido OHHH por esta tremenda actriz.

lunes, 14 de julio de 2008

Razonamientos y cuentos desde un zulo

Exposición de los hechos y razonamiento:

Yo ahora vivo con mis padres.
Mis padres viven en el campo.
Entonces, Yo ahora vivo en el campo.

A este campo no llegan las líneas de Telefónica y la cobertura es justita.
Internet va mejor con una línea de teléfono, y es caro en modalidad satélite deluxe.
Entonces, Aquí no hay buena conexión.

En este campo viven varias familias.
Todas querían internet.
Entonces, La puta mierda de conexión que tenemos encima tenía que ser compartida.

Compartir una conexión de "menos setenta megas" era absurdo.
Se habilitó un casucho equidistante a todas las parcelas, donde se colocó la teconología que cada familia aportó.
Entonces, Padres progres... no no, eso no es lo que quería decir. Entonces, Para conectarme a internet tengo que andar y meterme en un zulo en mitad del campo: una NASA versión Comarca de Antequera.

El cuento:

Sicilia, 1920. Una hermosa muchacha de cabellos dorados... Nah!

Soy una Rapunzel contemporánea:

Si Rapunzel estaba en una torre, yo estoy en un zulo, y oye, al menos la torre tenía ventilación.

Rapunzel tenía amigos animalillos del bosque (seguro, las princesas siempre hacen esas cosas). Pues yo también: me he hecho una pandi heterogénea pero fantástica. No siempre vienen a visitarme los mismos, pero sola no me dejan mis amigos los mosquitos, las culebras, chicharras, arañas... Somos muy felices, y ellos agradecen mis gestos: que les deje mi sangre para alimentarse, mis pies y piernas para descansar, mis brazos para hacer parada de camino al suelo... cosas que hacen que la vida rural merezca la pena.

En lugar de lazar una trenza, como ella, para que príncipes y colegas princesas (e infantas) puedan acceder a mí y yo a ellos, tengo que encender seiscientos aparatos (que nunca funcionan de manera óptima, claro) y esperar unos veinte minutos para poder conectarme a internet, esa ventana al mundo. Sería casi mejor colocarme una antena parabólica en la trenza y darme vueltas por la parcela...

A Rapunzel le gustaban los enanos y los duendes. Rapunzel no podía ni siquiera plantearse poner esta figurita en su jardín...

Ni yo tampoco.

Evidenciado el paralelismo entre Rapunzel y yo, me despido, que ya es de noche y creo que los mosquitos están llamando a sus colegas para hacer una quedada aquí.

ENDE

miércoles, 9 de julio de 2008

Malos

De pequeño...

1. ¿Comiste o torturaste insectos? (si lo haces ahora con veintitantos, por favor, no me lo digas)

2. ¿Tenías un plan elaborado para conquistar el mundo/hacerte rico/vencer por fin al tontolculo de Pepito?

3. ¿Estando castigado veías la tele/comías chuches/salías con tus amigos?

4. ¿Escondiste secretamente los restos de un delito casero, tipo "el jarrón del salón ha muerto" o "qué curioso, cuando acercas los pañuelos de la abuela al brasero se hacen pequeños agujeros"?

5. ¿Pensaste que eso de tirarse en plancha desde lo alto del armario hasta la cama no era para nada una locura?

Si has respondido SI a alguna de las preguntas anteriores (se aceptan interpretaciones libres y aportaciones individuales a cada cuestión)... tu eres MALO, y los MALOS MOLAN MÁS. Ser malo es bueno, !es un hecho! El mal está infravalorado, y tiene muy mala prensa, pero... jo, cómo mola ser, como decían los Gomaespuma, un poquito cabrón. El "malismo como ser" al que me refiero, implica: ser un disfrutón de la vida (ay los placeres!), inventar e inventar, divertirse... vivir, al fin y al cabo. Que yo voy con los "malos" se hizo evidente (aunque ya tenía sospechas), vía inspiración invertida, mientras realizaba una movida para un concurso. Había que hacer un cartel que reflejara los valores del juego limpio... y a mí me salió esto:




Ves el cartel... y el que mola es Carlitos!!!! Evidentemente no me he comido un colín, cosa que todos sabíamos que sucedería: transmitir el mensaje contrario a lo que te piden... es lo que tiene (calidad de la obra a parte). Pero es que siempre me han caído bien los niños malos...

Uno de mis libros favoritos es "Cabeza de chorlito", de Ziraldo. Es la historia de un niño malo, un trasto, un liante y un desastre... o no. Lo que a priori parece un libro infantil (de hecho en España en los ochenta se vendió como tal) es en realidad un fantástico relato para todas las edades, que despierta ternura, buen rollismo y ganas de ser feliz a toda costa, aceptando que ser malo... es bueno.

Ziraldo está considerado el QUINO brasileño, y su personaje estrella, Cabeza de chorlito, su particular MAFALDA, o eso dicen. En realidad es más simple, y comparar es absurdo. El libro vale muy poco, y merece la pena, al menos a mí me pone de buen humor cuando lo leo (en tres minutos, porque es muy cortito). En el enlace que he dejado hay una versión online del libro... pero en portugués :D


Ea! Propagad el mensaje... sed malos... es lo mejor!

miércoles, 2 de julio de 2008

Muda... muda... mudanza.

Málaga, 2 de Julio de 2008. Siete de la tarde. Hace calor. En la calle, unos niños (¿por qué no hay colegio en verano?) disfrutan de la energía y la inocencia propias de la infancia (mierda ya, ¿dónde habrán robao el juguete ese que tienen que parece una chicharra dando por saco?). Unos operarios de la construcción, desde un segundo piso en obras, entre trago y trago de agua (-rdiente), debaten sobre lo divino y lo humano ("¡Chiquillaaaaaa, notágüenanináaaaaaa, si dijera en voz alta lo que estoy pensando iba al infierno de cabeeeesaaaaa!" "Noveah, sabeh... si estuviera aquí mi parienta me cortaba la pisha, primo").

A la sombra, protegíendose de los implacables rayos del sol, dos señores, hedonistas practicantes, debaten sobre la felicidad... ¿es la ataraxia nuestra meta?... se preguntan (al tiempo que terminan de meterse el pico que acaban de comprar a medias y reparten el bocadillo de choped que han pillao en lo de la Pepi). "Yo creo firmemente que es necesario cubrir las necesidades primarias antes de plantearse cualquier cuestión espiritual, llamadme racional, llamadme pragmático..." apostilla un tercer caballero "...Sin embargo he de reconocer que para mí el arte forma parte de esas necesidades básicas, el cubismo, el expresionismo... Precisamente ahora ando metido en una nueva obra..." (dice mientras se sacude el pene tras haber meao en la obra de al lado y señala orgulloso la pared regada de pis).

Camino de vuelta a casa tras haber fracasado en la búsqueda del continente definitivo (la del estanco, el del súper y las de los veinte duros no tenían cajas vacías que prestarme). ¿Dónde descansarán mis preciadas pertenencias entonces? Siento que mi alma se encuentra perdida, que se juntan la noche y el día... (calla, Amaral, ahora no).

Tengo 27 años (...) y hasta ahora he sido ciudadana del mundo (esta será la novena mudanza que hago). Mis últimos nueve años han transcurrido felizmente en la hermosa, cuidada y acogedora ciudad de Málaga, pero ahora he de partir, son muchas las fronteras que cruzar, lugares que conocer, mi espíritu ansioso de nuevas experiencias me insta al cambio (el hecho de que me haya cumplido el contrato del piso y que no sea posible quedarme en verano puede que hayan tenido algo que ver también). Busco la protección del hogar paterno, los cuidados y mimos de una madre cariñosa, el frescor de una casa bien construída, con pilares sólidos (como la casa de mis padres no hay nada en el mundo, sobre todo ahora que no puedo permitirme nada más). La siguiente meta: el desarrollo personal a través de la proyección profesional (currar hay que currar...). Altas son las probabilidades de que esta evolución se produzca en mi ciudad natal, Lucena, lugar de cultura, olivos (fábricas de muebles, 46 grados durante el verano, seseo modo extreme...).

Mientras intento hacer tetris con las cosas para no tener que dar dos viajes pienso en los momentos vividos en este, mi antiguo piso... Vivencias que marcan el espíritu, que forjan el alma y hacen leyenda (insectos sin catalogar, humedades que se ríen de las caras de Belmez, noches de series y manglers, conversaciones en las que no se criticaba a nadie, sino que se hablaba de las cosas, como decía mi bisabuela...). Citando a los filósofos contemporáneos de la escuela de Nike, es la hora: "paso al siguiente nivel".



No sé qué va a ser de mí a corto plazo, pero no me preocupa, invertí en capital humano... y en eso creo que aún no hay crisis. Si hay suerte, queridos niños, podré seguir disfrutando de las calles, bares, yonkis, kinkis sin camiseta, etc. de esta ciudad, muchos, muchos días... Y es que yo no sé qué tiene Málaga, hijo, que engancha. Mi corazón se queda aquí (es que da mucho calor... :D)

(Nota mental: no es bueno dejar la mudanza para última hora, la aspiración prolongada de polvo, más los golpes emocionales al ver objetos olvidados, más el calor que da doblar el nórdico en Julio producen esto... SE ME VA LA CABEZA, MAMAAAAAAAA).





Coplilla de fondo... D. Nacho que acompaña mucho...


martes, 1 de julio de 2008

Otra de las Gordas Malvadas...


Las Gordas Malvadas se visten de gala... esta vez para ver la peli de Sexo en Nueva York. Y es que la ocasión lo merecía. No somos Samantha, Carrie, Miranda ni Charlotte, pero a veces jugamos a serlo. Hay días en los que una se levanta jodida y otra Gorda Malvada la anima, hay días en los que las bajas pasiones te inundan y crees ser Samantha (tremenda frase la de ésta en un capítulo de la serie: Richard, te quiero, pero me quiero más a mí...). Hay días en los que te da la bajona y una Charlotte de urgencia te insiste en que el amor verdadero existe... Y es posible que así sea... al menos en el terreno de la amistad (permitidme la ñoñez...).


Sexo en Nueva York es una chorrada... lo sé, pero ha conseguido que cuatro locas (y un maravilloso e improvisado Mr. Big) se vistieran de cóctel un lunes por la tarde, fueran al cine metidas en el papel de neoyorkinas en el exilio, y se lo pasaran pirata siendo NIÑAS NIÑAS. Sólo con ese espíritu se pueden producir momentazos como los vividos durante la proyección: En una escena Mr. Big le enseña a Carrie el pedazo de vestidor que ha construído para ella, hecho que provocó un sincero y espontáneo aplauso por nuestra parte, que inmediatamente fue secundado por la fila de atrás. Ver a un montón de tías muertas de risa aplaudiendo al ver un armario gigante... no tiene precio. :D




Y es que... oye, si hay gente que fue disfrazada de Frodo al estreno del Señor de Los Anillos... ¿por qué no íbamos a ir nosotras monas al de Sexo en Nueva York? jajajajajaja.

Ser una Gorda Malvada cada día mola más.