jueves, 20 de diciembre de 2007

Uno menos...

Esta semana el Estado de Nueva Yersey aprobó el proyecto de abolición de la pena de muerte, el primero en nuestros queridos EE.UU.

Es muy temprano y no voy a entrar en discursos densos... Me limitaré a subir un spot que vi hace ya algunos años, que me pareció genial.

(No entiendo qué pasa con este vídeo, pero la cosa es que me resulta imposible insertarlo... Con todo el dolor, os dejo la URL. Vaya...)

http://es.youtube.com/watch?v=bUOanRJXCrM&feature=related

5 Criaturas se han pronunciado al respecto:

Jordi Ruiz dijo...

Utilizar la pena de muerte en casos justificativos, es una manera de proteger la vida de los ciudadanos, ya que así quedaría totalmente garantizada la seguridad de ellos. Debido a que es una forma de no correr el riesgo de que el criminal vuelva a cometer su delito, y brindando así, tranquilidad, no sólo a las victimas afectadas, quienes mientras el agresor siga con vida están con el alma en un hilo porque puede regresar, sino también al resto de la población quienes están expuestas a otro ataque.
¿Es justo qué con los impuestos que uno paga tenga que mantener a asesinos, violadores, delincuentes...? Ya que estos estando vivos requieren de algunos servicios, como alimentación, revisión médica, vestimenta, personal para su control, los cuales todos los ciudadanos deben pagar.
Visto así el ojo por ojo es una solución, pero que pasa si nos equivocamos???
Buen vídeo.
Saludos

Daniel S. dijo...

Salvo casos de evidentes genocidas que han cometido increíbles actos de crímenes contra la humanidad no se debería condenar a nadie a pena de muerte.

Y para aquellos criminales cuya reinsección en la sociedad es imposible -o tremendamente injusta- yo prefiero pagarles con mis impuestos comidas vitalicias entre rejas (Pero vitalicias de verdad, nada de "A la calle cuando eres mayor") que una sola inyección letal.

Feliz navidad en cualquier caso!!

How-How-How!!

:-P

Juampe dijo...

Many that live deserve death. And some that die deserve life. Can you give it to them? Then do not be too eager to deal out death in judgement. For even the very wise cannot see all ends.

Gandalf.

Psicologa Solteeera... dijo...

Polémica de nuevo en este blog...

Pocas cosas tengo claras clarísimas, pero comparto totalmente el mensaje que se trasmite en el spot: una vez ejecutada la pena de muerte no tiene marcha atrás.

No sé si un ser humano tiene derecho a quitarle la vida a otro ser humano... Aunque si me planteo eso de: si alguien matara y/o torturara a un ser querido, ¿querría su muerte? Se supone que la cárcel no es un lugar de castigo (o al menos así lo venden), sino un centro en el que se procura la reinserción de los presos, pero si de nuevo me planteo la pregunta anterior, ¿no me calma más como afectada saber que el asesino de mi familiar/amigo se pudre en la cárcer en lugar de pensar que allí están preparándolo para poder ser un ciudadano normal? No sé. En cualquier caso, y como conclusión, prefiero una vida en la cárcel que la pena de muerte. Siendo visceral, cruel, sin pensar demasiado en la ética e incluso siendo cero políticamente correcta, si alguien ha cometido una atrocidad, prefiero que se pase la vida (soy atea, después de la muerte no hay nada) encerrado, privado de libertad (que es lo que da sentido a la vida), que que termine muerto en diez minutos. No sé.

Vengo gatuno, vengo gatuno dijo...

Vaya temita pa polemizar... Aunq no he podido ver el spot pq el internete me va lento creo recordar cual es. Yo nunca podré apoyar la pena de muerte, mi no-religión me lo prohibe (aunque que la religíón lo prohiba nunca fue un impedimento incluso para los más religiosos).

Supongo que sí alguna de las atrocidades cometidas por muchos condenados a la silla eléctrica me afectaran directamente desearía dar muerte (a ser posible con mis propias manos, dientes y pulgares oponibles), pero desde la objetividad que me da no ser un afectado no puedo sino condenar la pena de muerte.

Aparte de que es irreversible si se comete un error (los jueces no son infalibles, los abogados de oficio q compiten contra grandes buffetes, falsas declaraciones compradas, prejuicios raciales,etc.). De verdad alguién es capaz de decidir si alguien se merece la muerte? no tenemos claro darle muerte a alguién q la desea y no puede hacerlo por si mismo (eutanasia) pero si a condenar a muerte a alguien q no lo desea? Asumimos q es imposible que alguién aprenda de errores por muy graves q sean?. Está claro q hay muchos delincuentes que salen a la calle después de ser supuestamente reinsertados en perfectas condiciones vuelven a las andadas, pero de verdad pensais que no hay ningún porcentaje de personas convenientemente reinsertadas? Me decís que es imposible q un chaval de 18 años, metido en bandas, con la cabeza comida como en las sectas cometa crímenes q tras 20 o 30 años de carcel y terapias no aprenda nada y sea el mismo chaval con los mismos instintos asesinos aún teniendo casi 50 años?. No lo se, pero no será mi voz la que diga q sí, el benficio de la duda siempre me parecio un derecho, por encima del de juzgar prematuramente por tener un certificado de penales limpio.

Javi