sábado, 10 de noviembre de 2007

Salir, beber, el rollo de... a veces

Durante una época larga las noches de los fines de semana tenían un esquema sencillo: viernes salir, sábado día muerte, sábado noche salir, domingo: intentar recuperar fuerzas. Algún jueves que otro también había fiesta... Y era genial, y me lo pasaba pirata.

En los cinco años de carrera no salí demasiado, por no decir nada (salvo en primero, que fue un descontrol, como es normal), por motivos que no vienen al caso, y quieras que no, el cuerpo pide marcha... De modo que desde el 2005 hasta este año he ido recuperando esos momentos "deparrame" que todo joven ha de tener (en mayor o menor medida), porque sí, porque me apetecía. Sabía cómo empezaba la noche, pero no cómo iba a terminar. Los bares eran lugares de reunión, donde una clientela fiel y casi familiar se encontraba cada fin de semana. Gente nueva que aparece en tu vida mucha, gente que sobrevive a la noche... poca. Es difícil entablar amistad real con personas que se han conocido en el ambiente de la noche, eso es así. Si ya en la "vida real" lo es, en el vacío mundo nocturno cargado de trivialidades y alcohol aún más. Cada noche tu ración de amistad caduca, tu ración individual... como decían en el Club de la Lucha. Experiencias memorables, exaltaciones de la amistad, locuras varias, hechos que se convierten en material para anécdotas de forma inmediata. Pero todo tiene su momento, y cuando salir ya no mola tanto, cuando da pereza, cuando las caras son siempre las mismas, la música no cambia, y aquello que era todo novedad se convierte en rutina, deja de apetecer, al menos para mí, que no llegué al nivel master de crapulismo.

Por eso y por otros motivos hacía ya tiempo que no salía por el centro de Málaga, pero anoche tocó. Jo, y cómo me alegro. Precisamente por haber estado fuera del circuito un tiempo, ayer fue todo como nuevo... pero al mismo tiempo familiar. Encontrarme con gente que hacía tiempo que no veía, saludar y saludar, chupito!, charlas impregnadas de ron que oscilaron entre lo más trivial y lo más denso del cine contemporáneo. Así fue, y cómo me alegro. Me dejé llevar por el buen rollo colectivo, y me lo pasé genial, como podemos ver en esta gráfica. D. Robe y Dña. Mamen, con Lorena al fondo. :D

Además era el cumple de Rafael (actor tremendo, y personaje a querer), al que también hacía miles que no veía, y eso sí que está feo... Que no se vuelva a repetir.


Ea! Ya, hasta el mes que viene no salgo más. Je!


7 Criaturas se han pronunciado al respecto:

Robe dijo...

Vaya, yo saludé a Rafa como si tal cosa... Guapa! Se te echa de menos, la verdad. Aunque no tengamos una relación especialmente estrecha, me gustaría contarte entre esas personas que han pasado de la noche al día (o al msn al menos).

Un abrazo!

Juampe dijo...

Y yo que me siento hasta responsable en cierta medida de esta entrada de hoy...
Como te dije siempre nos quedará el Nyx.:P (Aunque algún día lo cierren xD)

P.D. Ayer como otras tantas noches, no conseguí traspasar el umbral que supone entrar en la Spectra.
P.P.D. No pareces tu en la foto... y Robe no parece que esté en sí xD

Psicologa Solteeera... dijo...

Juampe... Tsss, como que no parezco yo en la foto? Grrrr! Y por qué te sientes hasta responsable de esta entrada? And I wonder...

Vengo gatuno, vengo gatuno dijo...

Que bien saben esas celebraciones improvisadas de buen rollismo y ron. Leo el post y es como si lo viera, jejeje. Me hubiera gustao vivirlo en primera persona (sobre todo los copazos del nyx, snif, como los echo de menos), pero a más tardar en Febrero estoy allí en el nyx con un vodkalemon (con hielos que no enfrían, otro misterio de Fátima) y con vosotros,claro.

Desde Londres, para WISHIWASTHERE Tv, Javi Menagua.

lineasdesordenadas dijo...

Eso es lo que da chispilla a la vida.
Que se repita!!

Psicologa Solteeera... dijo...

Alegría, alegría. :D

lorena dijo...

Buena fiesta sí, yo recuerdo haber estado...que se repita de mes en mes es lo mejor que se ha inventado para el ahorro en cuanto a economía y a células hepáticas se refiere!