jueves, 15 de noviembre de 2007

Recuerdos, alegría, delincuencia y Huesitos.

Advierto: este post es NIÑA.

Hace unos días Con volvió de Irlanda para pasar las vacaciones en Estepona. En cuanto pude me dirigí hacia el que fue mi pueblo durante años para verla. Salimos a cenar cuatro chicas, cuatro amigas de la pandi de toda la vida. Cinco minutos después nos convertimos en "niñas con morriña": ¿Os acordáis de cuando estábamos en el club...? Y así empezó el viaje en el tiempo.

Pensé que, puestas a trasportarnos a los noventa, lo mejor sería hacerlo en un lugar evocador: nuestro antiguo instituto. De modo que con nocturnidad, alevosía, y pavo a raudales nos plantamos allí. Fotos de las cuatro en la entrada, fotos del patio... muchos "ohhhhh, la de ratos que pasamos bajo aquella palmera", "en ese sitio se ponían los guays, verdad?"...

Entonces nos dimos cuenta de que la reja de la calle estaba abierta, ¿Entramos y nos hacemos unas fotillos? Siiiiiii! Sabíamos que había cámaras de vigilancia, pero... ¿qué podía pasar? Si nos pillaban como mucho nos pedirían los papeles y se reirían de nosotras (cuatro chicas ya mayorcitas, casi llorando haciéndose fotos en las canastas del patio... tremendo!).

Al principio no nos atrevíamos a entrar, así que nos limitamos a hacernos fotos con una pierna dentro del insituto, pero poco a poco nos envalentonamos, y de media pierna pasamos a medio cuerpo, de ahí a entrar dos metros, tres... Hasta que terminamos por darnos un paseo en toda regla, contando batallitas, claro.

Esa visita hizo que el resto de la noche girara en torno a nuestro pasado juntas, la juventud! De eso a un análisis de lo que es la vida, y la felicidad, de cómo ha pasado el tiempo, de lo que sentíamos entonces y de cómo entendemos la vida ahora... sólo hubo un tris. Compramos chucherías (Huesitos, regaliz, napolitanas...), nos sentamos al lado de los barquitos del puerto deportivo, y charlamos hasta las mil. Menuda pandi. ;)

Ellas son casa, y no hay nada como el hogar para sentirse bien.

Copla para mi Con, nadie interpreta la canción mejor que ella, ni los Cake estos. ;) Ole con ole.


7 Criaturas se han pronunciado al respecto:

Robe dijo...

¡Qué bien te lo pasas! Si es que esos encuentros de "antiguos alumnos" son lo mejor para el corazón. Cuando he leído la entrada he recordado la conversación que tuvimos el domingo sobre tu cole... Esta entrada parece una respuesta a los que preguntaron: ¿un instituto público mejor que uno privado?

Besos.

Psicologa Solteeera... dijo...

Jo, si es que no hay color. Cambiarme de un colegio privado al instituto público fue una de las mejores decisiones de mi vida! Jejeje

Aish, emociones varias.

Juampe dijo...

Para una vez que usas las etiquetas...

Amarillo: Antigüedad.
Lila: Ñoñismo.

Maremia que recuedos los lápices "Alpino" con su ciervo y todo... te voy a regalar na para que sigas poniendo etiquetas.

Psicologa Solteeera... dijo...

Juampe, eso ha sido "Faltar por faltar", y no precisamente en la Cadena Ser. Oish!

Se aceptan regalos. Prometo sonrojarme en el momento de entrega.

PD: Oye, a vosotros os ha avisado Carmen de que hoy es el aniversario del Nyx?

Oneyed-Jack dijo...

Yo si paso por mi antiguo cole lo quemo
Si paso por mi antiguo instituto, sonrio...
Viva la educación pública!

pd: que quiere decir que es un post niña?

ppd de estas que no vienen a cuento: acabo de ver en antena 3, el subtitulo de una noticia "muerte y destrucción" en el rótulo...esto que es, un tifón o un concierto de jebi metal..ains

Psicologa Solteeera... dijo...

Muerte y destrucción! Eso sólo lo ha podido escribir un amiguito del METAAAAAAL!

Vengo gatuno, vengo gatuno dijo...

Que tiempos aquellos... Debajo de esa palmera escribí uno de mis mejores trabajos para el Zorro: el gato muerto (más adolescente marginado no lo había). Ni porros que nos hemos fumao en el algarroabo, al estar extento de gimnasia me entretuve con el cloroetilo del botiquín en el gimnasio-capilla, Marina y su falda hippie, mamen, pitu, carola con el aborto la gallina, etc. Béndita nostalgia de tiempos pasados, que siempre parecen mejores una vez superados.

Desde Londres, para REMEBERINGTHEPAST Tv
Javi Menagua