martes, 27 de noviembre de 2007

Ya estan aquiiiiiiiii...


En el mundo hay gente fea, gente rara, habitantes del planeta grimor... y luego está nuestro querido amigo "Churrasco", al que amamos y veneramos en calle Peña, porque no hay especimen humano como él. Oremos.

Diré que Churrasco, para el que no lo conozca, es un líder mediático, un héroe catódico, un cénit cultural. Él es el no va más del estilismo, el Big King de la parrilla televisiva... Es inverosímil, lo sabemos, pero por eso le queremos.

Aún recuerdo el día en el que le ví por primera vez...

Corría el mes de Octubre del año 2007... Tres hermosas doncellas colocaban los tesoros traídos de las lejanas tierras de IKEA SEVILLA cuando el azar quiso que ÉL se colara en sus vidas. La tele, a la que nadie hacía caso, emitía Supermodelo 2007 (Cuatro) en soledad.

- ¿Una pausa para un cigarrito? -Dijo una de las chicas.

Sentadas en el sofá del hogar conocieron al LÍDER. Él, sencillo como es, hablaba de la participación en el programa de una de las concursantes. Fue un flechazo.

- Dios de mi vida, es un puñetero churrasco!!!! -Dijo Mamen sin poder contener la risa.
- Juaaaaaaaa -Gritaron muy femeninas las otras dos.
- Es lo más feo que he visto en mi vida!
- Siiiiiiii
- ¿Cómo se puede tener ese tono de piel?
- Nena, la pregunta clave es: ¿cómo se puede tener esa cara?
- Ay! Si sabe hablar!
- Y mira como anda, juaaaaaa.

Y surgió el amor. En ese mismo instante ellas supieron que ÉL estaba destinado a ser su guía, su gurú, su papi-papito... SU CHURRASCO.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Nunca me gustaron los dogmas...

No puedo con el cine Dogma, no puedo, no puedooooooo, no pueeeedooooooo!

Es de esas cosas viscerales, de esos ascos que no tienen mucha explicación racional. Aunque puede que sí que tenga explicación: es un COÑAZO, un invento teñido de intelectualidad, la parida de unos locuelos... Que no puedo, que no.

Y lo he intentado, de verdad, con todas mis fuerzas (o casi). Me parece una pantomima que se vende como ARTE cuasi manufacturado y que en el fondo no es más que otro producto en serie, pero con marca. Algo que se presentó como una alternativa inteligente y pura... ya, claro. ¿Pesáis que estoy siendo dura? Puede que si... No es que los odie, eso requeriría mucha energía, es sólo que "paso de todo" lo que ellos me quieran vender. Lo siento Javi, lo siento Mamá, pero tenía que decirlo. Puede que algún día me coma mis palabras.

Si es que son tremendos... En el 95 (año de fundación del movimiento) los padres de la criatura crearon el MANIFIESTO, un tratado, unas tablas de la ley en las que dejan claro qué es y qué no es cine DOGMA. La receta. Curiosamente ellos mismos fueron los primeros en saltarse las normas, rodando en digital (Detalles gafapasteros, Vol. 1). A mí es que me da que se creen minireyes del universo... tienen un tono de superioridad intelectual, un "todo lo que no sea como lo que hacemos nosostros es basura comercial", que no me va nada. El VOTO DE CASTIDAD, que es como llaman al contrato que tiene que acatar el que pretenda ser dogma, es el siguiente (extraído de la Wikipedia, claro):

“Juro que me someteré a las reglas siguientes, establecidas y confirmadas por:

1. El rodaje debe realizarse en exteriores. Accesorios y decorados no pueden ser introducidos (si un accesorio en concreto es necesario para la historia, será preciso elegir uno de los exteriores en los que se encuentre este accesorio).

2. El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa. (No se puede utilizar música, salvo si está presente en la escena en la que se rueda).

3. La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento -o inmovilidad- conseguido con la mano están autorizados.

4. La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada. (Si hay poca luz, la escena debe ser cortada, o bien se puede montar sólo una luz sobre la cámara).

5. Los trucajes y filtros están prohibidos.

6. La película no debe contener ninguna acción superficial. (Muertos, armas, etc., en ningún caso).

7. Los cambios temporales y geográficos están prohibidos. (Es decir, que la película sucede aquí y ahora)

8. Las películas de género no son válidas.

9. El formato de la película debe ser en 35 mm.

10. El director no debe aparecer en los créditos.

¡Además, juro que como director me abstendré de todo gusto personal! Ya no soy un artista. Juro que me abstendré de crear una obra, porque considero que el instante es mucho más importante que la totalidad. Mi fin supremo será hacer que la verdad salga de mis personajes y del cuadro de la acción. Juro hacer esto por todos los medios posibles y al precio del buen gusto y de todo tipo de consideraciones estéticas.

Así pronuncio mi voto de castidad."

Ejem... Su intención era hacer cine en estado puro, arte con mayúsculas, alejado del mercantilismo, del cine mayoritario y "vacío"... Vale, arte y contra-arte. ¿Y no les ha salido redonda la jugada? ¿No han convertido en una marca registrada lo que pretendía ser una protesta? Ofús, me ofusco. No consigo ver como natural una escena que está rodada por alguien que parece mostrar signos evidentes de Parkinson, con actores a los que se les oye como si hablaran desde un búnker, a los que se les notan tanto los poros de la cara que parecen versiones 2.0 de Jordi González... En mi humilde opinión el efecto que consiguen es justo el contrario: desnaturalizan la acción y la historia, logrando que me cueste la vida entrar en ellas. No me lo creo, porque necesito que no sea tan real para que me parezca real. Puede que sea un problema mío...

En un intento de buscar la aportación positiva de este movimiento, me fijo en que el principio que rige a estas criaturitas es la "democratización" del cine, cosa que me parece estupenda. Me gusta también que sus historias sean "realidades del aquí y del ahora", creo que es un ejercicio narrativo interesante. La puesta en escena en ocasiones es llamativa... Dios, pero es que no puedo con ellos! Ya está.

Como broche a esta perla cultural un documento tremendo, Lars Von Trier en Muchachada Nui.



- "...que me he cargao las gafas!!! [...] le diré a mi madre que me he peleado con unos directores comerciales"
- "Mi próxima película se va a llamar LA BAJONA NO PERDONA"

Jajajajajaaaaaaaa

Y esto... Un cortito de mi amigo Lars. (Si eres capaz de verlo entero sin gritar "MATENMEEEEE", te admiraré)

jueves, 22 de noviembre de 2007

Voces desde la vagancia...

Yo sé que no escribo, yo sé que tengo esto un poco abandonado... pero no me dejéis, oh fieles/queridos lectores/amigos! Ahhhhg! Seguid conmigo... no hace falta que me llevéis a caballito!

Tengo espesor mental, fruto del estupendo resfriado que le brindo como ofrenda al frío entrante, y a la dinámica de la vagancia en la que me encuentro inmersa desde hace meses. Y esto no puede ser, que una es de natural inquieto. Me fustigo, y me pongo a escribir.

Quiero hacer un relato corto para un concurso... Hasta ahora me he limitado a unos cuantos microrelatos.... brrrr, no sé qué es eso de escribir más de diez líneas. Llena de complejos y de miedos me pongo, porque me apetece, y porque he perdido demasiado tiempo ya. Aaaaaaish!

Hoy es de esos días en los que me siento capaz de cualquier cosa, en los que sé que hay metas que no son utópicas... oe oe oe. Lamentablemente mis metas para lo que queda de tarde son más que mundanas: poner una lavadora, limpiar la cocina y darle un arreglo a mi dormitorio. Ser mayor, vivir sólo y no ser una rica heredera es una caca. No a las tareas del hogar, qué pereza! Mientras lo hago, sin ganas ningunas, voy a ir preparando un mini concurso de cine para el blog... Unas cuantas preguntas para vosotros, expertos/frikis. Espero vuestra participación, pendejos!

PD: Estamos montando un club de fans de Tamara Falcó. Después de sus declaraciones de hoy: "Mi personaje histórico favorito es Robin Hood" no podemos por menos que adorarla. Ser tan simple y tan rica tiene que ser una cosa tremenda.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Recuerdos, alegría, delincuencia y Huesitos.

Advierto: este post es NIÑA.

Hace unos días Con volvió de Irlanda para pasar las vacaciones en Estepona. En cuanto pude me dirigí hacia el que fue mi pueblo durante años para verla. Salimos a cenar cuatro chicas, cuatro amigas de la pandi de toda la vida. Cinco minutos después nos convertimos en "niñas con morriña": ¿Os acordáis de cuando estábamos en el club...? Y así empezó el viaje en el tiempo.

Pensé que, puestas a trasportarnos a los noventa, lo mejor sería hacerlo en un lugar evocador: nuestro antiguo instituto. De modo que con nocturnidad, alevosía, y pavo a raudales nos plantamos allí. Fotos de las cuatro en la entrada, fotos del patio... muchos "ohhhhh, la de ratos que pasamos bajo aquella palmera", "en ese sitio se ponían los guays, verdad?"...

Entonces nos dimos cuenta de que la reja de la calle estaba abierta, ¿Entramos y nos hacemos unas fotillos? Siiiiiii! Sabíamos que había cámaras de vigilancia, pero... ¿qué podía pasar? Si nos pillaban como mucho nos pedirían los papeles y se reirían de nosotras (cuatro chicas ya mayorcitas, casi llorando haciéndose fotos en las canastas del patio... tremendo!).

Al principio no nos atrevíamos a entrar, así que nos limitamos a hacernos fotos con una pierna dentro del insituto, pero poco a poco nos envalentonamos, y de media pierna pasamos a medio cuerpo, de ahí a entrar dos metros, tres... Hasta que terminamos por darnos un paseo en toda regla, contando batallitas, claro.

Esa visita hizo que el resto de la noche girara en torno a nuestro pasado juntas, la juventud! De eso a un análisis de lo que es la vida, y la felicidad, de cómo ha pasado el tiempo, de lo que sentíamos entonces y de cómo entendemos la vida ahora... sólo hubo un tris. Compramos chucherías (Huesitos, regaliz, napolitanas...), nos sentamos al lado de los barquitos del puerto deportivo, y charlamos hasta las mil. Menuda pandi. ;)

Ellas son casa, y no hay nada como el hogar para sentirse bien.

Copla para mi Con, nadie interpreta la canción mejor que ella, ni los Cake estos. ;) Ole con ole.


lunes, 12 de noviembre de 2007

It´s my party and i´ll die if i want to...

Desde hace unos días se celebra en Málaga la XVII Semana de Cine Fantástico, y este año SI ESTOY VIENDO PELIS. Todos los años digo que voy a ir, pero eso nunca sucedía... hasta ahora!. Sangre, viscerillas, chinorris asustados, clásicos del género, perlas de amor (Luis Piedrahita, casémonos) y cientos de frikis de buen humor por el módico precio de cuatro euros la sesión, ¿se puede pedir más?

El viernes me disponía a disfrutar de una velada con una jovencísima Tippi Hedren y unos pájaros enfadados gustosa y feliz de hacer el friki un rato. Pero por azares del destino terminé viendo "La habitación de Fermat", de Rodrigo Sopeña y Luis Piedrahita, al que amo profundamente en plan quiero casarme con él y peinarle el flequillo por las mañanas. No quiero hablar detenidamente de la cinta, porque bueno... no puedo hablar bien de ella, y como es de mi Luispi... Jo! Yo le dí la máxima puntuación, pero tengo que reconocer que es porque el amor me cegó! Es un ejercicio curioso, no se hace pesada (cosa importante teniendo en cuenta que son cuatro actores en una habitación tooooodo el rato), la estética pop mola (estos poperos... la música de fondo: los planetas, juas), pero el guión tiene fallos, y obliga al espectador a dar concesiones para poder entrar de lleno en la trama. Aún así, se puede ver, o algo.

Hoy por ser domingo, y también un poco por azar, todo hay que decirlo, he terminado el día en la sesión golfa de "Diary of the death", de mi tío por parte de madre George A. Romero. Estas cosas están bien porque no te defraudan, son exactamente lo que esperas... George sabe hacer su trabajo, aunque sólo sea porque lleva haciendo el mismo desde que el mundo era en blanco y negro. Y ME LO HE PASADO PIRATA! La sala, del cine Alameda (para los que no conocéis Málaga, este cine es un clásico: un antiguo teatro, de salas pequeñas y malolientes, en el que ponen cositas más especiales), estaba llenita de personajes (góticos, gafapasteros... y nosotros) dispuestos a pasar un buen rato en compañía de zombies. Y vaya si lo hemos pasado! Gritos, saltos del asiento, carcajadas y hasta aplausos hemos compartido, como buena audiencia entregada al espectáculo. Ha sido una experiencia genial.

Y es que los zombies molan un montón, de siempre, de toda la no vida de Dios. Y estos además son de los clásicos: andares torpes, balbuceos inteligibles, mirada perdida, brazos ligeramente alzados, y un fétido aliento (esto me lo invento). Zombies con los que te ríes un montón (en estas pelis siempre hay momentos de comedia, voluntaria en ocasiones, involuntaria en la mayoría), aunque no te importaría matarlos violentamete, o adoptar uno como animal de compañía. Ponga un zombie en su vida!

Y va la cosa de zombies:

1. Tremenda copla de los Misfits, "Scream". El vídeo... ejem. Bueno, ahí lo dejo. La canción está muy bien, separad en vuestra mente las imágenes del audio!



2. Esto es lo peor del mundo, tanto que acaba por hacer gracia. Dos tipos de música coreografiados por orientales con caretas de zombies, del malo de scream... Terror.





3. Es que no puedo evitarlo. LOS ZOMBIES: "Groenlandia". Jaaaaaaajajaja



¡VIVAN LOS NO MUERTOS, VIVAN!

sábado, 10 de noviembre de 2007

Salir, beber, el rollo de... a veces

Durante una época larga las noches de los fines de semana tenían un esquema sencillo: viernes salir, sábado día muerte, sábado noche salir, domingo: intentar recuperar fuerzas. Algún jueves que otro también había fiesta... Y era genial, y me lo pasaba pirata.

En los cinco años de carrera no salí demasiado, por no decir nada (salvo en primero, que fue un descontrol, como es normal), por motivos que no vienen al caso, y quieras que no, el cuerpo pide marcha... De modo que desde el 2005 hasta este año he ido recuperando esos momentos "deparrame" que todo joven ha de tener (en mayor o menor medida), porque sí, porque me apetecía. Sabía cómo empezaba la noche, pero no cómo iba a terminar. Los bares eran lugares de reunión, donde una clientela fiel y casi familiar se encontraba cada fin de semana. Gente nueva que aparece en tu vida mucha, gente que sobrevive a la noche... poca. Es difícil entablar amistad real con personas que se han conocido en el ambiente de la noche, eso es así. Si ya en la "vida real" lo es, en el vacío mundo nocturno cargado de trivialidades y alcohol aún más. Cada noche tu ración de amistad caduca, tu ración individual... como decían en el Club de la Lucha. Experiencias memorables, exaltaciones de la amistad, locuras varias, hechos que se convierten en material para anécdotas de forma inmediata. Pero todo tiene su momento, y cuando salir ya no mola tanto, cuando da pereza, cuando las caras son siempre las mismas, la música no cambia, y aquello que era todo novedad se convierte en rutina, deja de apetecer, al menos para mí, que no llegué al nivel master de crapulismo.

Por eso y por otros motivos hacía ya tiempo que no salía por el centro de Málaga, pero anoche tocó. Jo, y cómo me alegro. Precisamente por haber estado fuera del circuito un tiempo, ayer fue todo como nuevo... pero al mismo tiempo familiar. Encontrarme con gente que hacía tiempo que no veía, saludar y saludar, chupito!, charlas impregnadas de ron que oscilaron entre lo más trivial y lo más denso del cine contemporáneo. Así fue, y cómo me alegro. Me dejé llevar por el buen rollo colectivo, y me lo pasé genial, como podemos ver en esta gráfica. D. Robe y Dña. Mamen, con Lorena al fondo. :D

Además era el cumple de Rafael (actor tremendo, y personaje a querer), al que también hacía miles que no veía, y eso sí que está feo... Que no se vuelva a repetir.


Ea! Ya, hasta el mes que viene no salgo más. Je!


viernes, 9 de noviembre de 2007

Alegrías varias

Abandonadillo tenía el tenderete este... Días de movimientos varios.

Me han admitido en un doctorado de Psicología y Publicidad... y lo voy a hacer, porque me apetece muchísimo. Motivo éste que me hace estar contenta, de veras. :D No puedo concretar aún hacia dónde andarán mis pasos a corto plazo, pero cositas como ésta me animan mucho. Una, que es así de sencilla.

Subidones emocionales, que dan vidilla a tope. Y para montañas rusas esta copla. Del estreno de Kill Bill 2, en directo. Tremenda.



Porque hay días en los que yo también me molo.