martes, 26 de junio de 2007

¿Soñamos los androides?



Han pasado 25 años desde que Ridley Scott dirigiera Blade Runner, más de cuarenta desde que P. K. Dick escribiera el texto original... y aún sigue teniendo vigencia parte de su mensaje. Robots (Replicantes) creados para hacer frente a los trabajos físicos y peligrosos, de una fuerza muy superior a la humana, pero no programados para sentir. Robots y sentimientos, me suena de algo...

Un mundo venido a menos dotado de un impresionante entorno tecnológico, una decadencia sudorosa del ser humano carente de pilares morales sólidos... una lucha contra la máquina que hace más humano al humano... De eso es de lo que habla esta película. De eso y en eso vivimos nosotros. Las rutinas, desigualdades, avances sólo al alcance de unos pocos, el individualismo feroz... ¿no nos estamos perdiendo cosas? No voy a caer en el pesimismo del que ya se jactara el ciberpunk en su momento, pero...

Puede que el tiempo, la ultra-reposición o re-visión hayan conseguido diluir (incluso prostituir) el mensaje de esta cinta, pero a mí, ahora, mientras escribo esto y veo el final de la película, me vuelve a conmover el discurso bajo la lluvia de Roy (Yo he visto cosas que vosotros no creeríais...). No sé cómo lo veréis vosotros, pero para mí, es un gran alegato en pro de la vida, no, de la vida no (que parece una campaña antiaborto), de VIVIR LA VIDA. Tiempo es lo único que tenemos los que no creemos en que haya vida más allá (de Cuenca), y ese tiempo es para ser vivido, porque el día en que muera todo mi universo morirá conmigo, y sólo me quedarán los recuerdos de lo experimentado, de lo sentido.

No abogo por el hedonismo puro, el carpe diem (mal entendido), pero la ataraxia no me lleva a ningún lado. Si algo estoy aprendiendo, ahora a los 26, es a vivir, aunque eso implique sufrir. No hay felicidad si no hay dolor con el que compararla, no hay blanco sin negro, no hay ron sin coca-cola, ¿prefieres tomar otra cosa? Yo no he visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser, pero sí tengo momentos que se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia... y espero tener más... porque eso significará que he vivido.

Si no la habéis visto, hacedlo, y si no os gusta depositad vuestra queja aquí. Pero al menos, intentadlo, creo que merece la pena.

Y ahora las críticas...



4 Criaturas se han pronunciado al respecto:

Juampe dijo...

Supongo que a pesar de que esto lleva aquí un tiempo, los expertos cinéfilos que tienes por amigos no han sido capaces de responder, quizás estén todos bajándose el montaje del director, preguntándose si es eso lo que prostituye el mensaje, y preguntándose que coño es el Ciberpunk.

Supongo que por eso tengo la fortuna (buen o mala o regulera) de estrenar.

Tengo el tema fresquito… el Domingo estuve con un amiguete que cortó con su novia y no tuvimos otra que después de hablar mucho de relaciones, objetivos y de la vida en general, culminar con un pase golfo de Blade Runner.

Era la tercera vez que veía la peli. La primer me pilló pequeño, no entendí nada. La segunda me pillo cansado… si me volví a dormir. La tercera me pilló con un pequeño sentimiento de culpabilidad por no haber visto el 60% de las pelis de la dichosa lista y habiendo visto esta, no tener bien claro que tenia de especial.–supongo que esa lista nos dio a todos que pensar, lo que no sé es por que pensamos los dos en Blade Runner…que llamen a Anthony Blake o mejor a Yoda.

Esta vez lo conseguimos… Salí tan contento que incluso secuestré el DVD para revisionarla otra vez en casa como a mí me gusta; parando, volviendo, adelante, atrás y haciendo todas esas cosas que desquiciarían hasta al acompañante más paciente. Cosa que no he podido hacer por problemas técnicos que aun estoy intentando solucionar.

La primera vez que me fue comprensible el tema fue viendo “Gosth in the shell” -eso me pasa por quedarme dormido- la cual recomiendo a todos los que no hayan visto y el interés les haya traído hasta este párrafo.
La ultima en Inteligencia Artificial. Yo diría que a Blade Runner lo que la hacen ser especial es en primer lugar la estética y el entorno (ciberpunk), la música de los créditos XD y por otro lado el monólogo escalofriante unido al “arrepentimiento” súbito.

Humano, Orco, Wookie, Replicante o posiblemente también ¿Topito?, personalmente prescindo del la tecnología con la cual no me llevo nada bien y me quedo con el punk a secas y por que las cosas que tienen que doler sigan doliendo.

P.D. Para mi el Ciberpunk es un juego de rol.
P.P.D. Vaya truño de traducción ¿no?
P.P.P.D. La verdadera pregunta no es si sueñan los androides, es si sueñan con ovejas robóticas… y si era o no un replicante también el personaje de Harrison Ford.

Monty dijo...

Madre mia con Blade Runner hemos topado....

La habre visto unas 7 u 8 veces y en sus distintas versiones. Nos podemos tirar horas y horas hablando de esta peli pero me centrare en ese monologo final que forma parte ya de la historia del cine.

Como bien dice Mamen es una alegato a la vida. Al vivir la vida. Al respetarla. ¿Porque salva Roy a Deckard? Porque EL mejor que nadie (más k los propios humanos) sabe lo que vale la vida. Esta apunto de morir a causa de su caducidad impuesta y respeta tanto la vida que decide salvar la de Deckard. Le esta diciendo a Deckard que disfrute de lo que el no puede disfrutar. Que viva. De ahi ese plano final donde todo es campo, luz, verde, ilusion... que parece que hemos entrado en otra peli. Eso es lo que le enseña Roy a Deckard. (Esto dependera de que version veamos, porque en el director Cut no esta ese plano ni ese final, que por cierto es el plano de arranque del "El Resplandor")

Y logicamente ese monologo ademas nos da a entender que los replicantes han llegado a un nivel en el que ya dejan de ser maquinas o k como minimo son maquinas iguales que nosotros. Nos hace preguntarnos que cual es la diferencia entre ellos y nosotros. ¿Son ellos mas humanos que nosotros?¿Nos hemos convertido en maquinas os es que siempre lo hemos sido?¿Cual es la linea que nos separa? En el fondo, plantea la pregunta de siempre:

¿Que coño somos?

De hecho la peli tiene un juego curioso en su version del director porque nos plantea al final la posibilidad de que Deckard sea el 7º replicante. Bueno, no lo plantea, lo afirma, vamos. Lo que ayuda a romper mas aun la linea que separa hombres con replicantes en la cabeza del espectador. Ya que hemos estado toda la peli creyendo que Deckard era un humano. Una pena que Scott quitara el plano final, que a mi me encanta, tanto visualmente como por lo que dice en el Deckard. Algo asi como que al no saber cuanto tiempo le queda a Rachel (lo que la hace ya totalmente humana), va aprovechar todo el tiempo que pueda con ella.

Un personaje aun mas interesante que Roy es Rachel. Pero bueno eso seria ya alargarse demasiado y ya os he dao el coñazo lo suficiente por hoy jeje

Un obra maestra del genero, con unos Fx que no se como pero sobreviven al paso del tiempo, una ambientacion perfecta y una de las mejores y mas originales bandas sonoras que se ha hecho nunca. Todo eso girando alrededor de un guion tan sencillo como profundo.


PD: ¿¿No hay nada mas alla de Cuenca, Mamen?? Pues vaya... yo que queria ir a los Pirineos la semana que viene :-(

jajaja un beso guapa

Oneyed-Jack dijo...

Te me vuelves cultureta por momentos...luego que si gafas de pasta no!

Afrontemoslo, Blade Runner fué un fracaso comercial, por algo será xD

Eso si, las escenas finales, se salen, la peli merece un visionado, pero no el estatus de culto que tiene. (En mi opinión claro, que todo es cuestión de gustos)

Psicologa Solteeeeera... dijo...

Muchos dicen que no interesa plantearse si el personaje de Harrison Ford es o no es un replicante... ¿Realmente importa? Me alegra saber, Juampe, que no tienes narcolepsia selectiva... y que eres capaz hasta de ver el final de algún filme! Gran sentencia: que las cosas que tienen que doler sigan doliendo (precisamente llevo unos días hablando de ello, curioso). Barbas... ¿de verdad sigues pensando que el rendimiento en taquilla tiene algo que ver con la calidad? Si valoráramos las cosas exclusivamente por los beneficios... ¿estaríamos hablando tu y yo ahora? ;)
Monty, coincido contigo, el personaje de Rachel da para una larga conversación. Impresionante interpretación de Sean Young (que también participaba en Dune... ¿qué fue de ella?). La escena del interrogatorio: ¡así se fuma Rachel, así se mantiene el tipo! Qué idola!