sábado, 29 de diciembre de 2007

Navidad, navidad, navidad...

Nada, he dicho tres veces delante del espejo "Navidad" y no ha desaparecido... Supongo que la fórmula sólo funciona para invocar, no para hacer desaparecer! Jo, Candyman, cuánto daño has hecho!

Y no es que "odie" la navidad, pero casi. Mi lado racional me deja claro que son sólo unos días normales, con más derroche energético por parte de medio mundo, con más gastos, con más familia cerca, y poco más. Pero mis viscerillas mandan señales que confunden a mi razón. Una especie de melancolía me envuelve (a ratos, todo hay que decirlo), transportándome, como los fantasmas que visitaban a Mr. Scrooge, hasta tiempos pasados, anticipándome (con mucha imaginación) tiempos futuros, y mostrándome con esplendor el PRESENTE.



Es como una melancolía rara, la añoranza de cosas que ni siquiera han sucedido, morriña aún estando en casa... Echo de menos a los que no están, y echo de menos a los que no estarán. Y todo por culpa de la navidad, de la tele, de no ser niña para disfrutarla, y de ser medio tontita, porque anda que... Tres segundos después de sentir explotar esta bomba anímica en mi estómago me vuelve la razón, y me río a escondidas, porque de nuevo es más que evidente que "soy muy chica para algunas cosas".




jueves, 20 de diciembre de 2007

Uno menos...

Esta semana el Estado de Nueva Yersey aprobó el proyecto de abolición de la pena de muerte, el primero en nuestros queridos EE.UU.

Es muy temprano y no voy a entrar en discursos densos... Me limitaré a subir un spot que vi hace ya algunos años, que me pareció genial.

(No entiendo qué pasa con este vídeo, pero la cosa es que me resulta imposible insertarlo... Con todo el dolor, os dejo la URL. Vaya...)

http://es.youtube.com/watch?v=bUOanRJXCrM&feature=related

domingo, 16 de diciembre de 2007

No me planto


Ayer, al salir del teatro (Sindromedario Power), varios amigos estuvimos charlando en la calle. Hacía tiempo que no veía a alguno de los que allí estaban, de modo que surgieron las clásicas conversaciones:

- Que tal te va, a mi bien, ahora estoy haciendo BLA BLA BLA
- Y tú, yo sigo con lo mío, ahora con más trabajillo BLA BLA BLA

Diez minutos más tarde...

- En realidad, tía, he estado pensando en aquella conversación que tuvimos en verano... Eso que dijiste sobre sentirse mínimamente realizado, que te llene tu trabajo... He pasado una época planteándome muchas cosas, preguntándome si lo que hacía era lo que realmente quería hacer a largo plazo, si merece la pena el esfuerzo...
- Bueno, hasta la gente que es puramente vocacional acaba quemada de su curro...Es normal pasar por épocas de dudas, momentos en los que necesitas una pausa. Pero eso no siempre es posible. No sé. Yo no podía más, y lo dejé. Y mírame... ahora no tengo nada que me proporcione seguridad, pero me lo estoy pasando pirata. Quizá a veces hay que dejar de hacer tantísimos planes a largo plazo...
- Si, y hay que pensar en positivo, que si no entramos en la espiral...
- Ufff, es que tenemos los treinta ahí, tios... Que los cumplo el mes que viene.
- Yo los cumplo el año que viene, que está ahí ya!

Yo tengo 26... En abril cumpliré los 27, y aunque no tenga tan cerca la treintena como algunos de los que participaron en aquella conversación, sí que la veo venir, lenta pero sin detenerse.

Es curioso, no sé qué pasa últimamente que todo el mundo anda revolucionado. No hay nadie que esté en una etapa estable, todos los que me rodean andan inmersos de un modo u otro en un proceso de cambio, incluída yo. Y es curioso que desde hace unos meses el tema de los treinta ha salido en no pocas ocasiones. ¿Nos da miedo cumplir 30? ¿Por qué se piensa que los treinta son una barrera, un horizonte, una línea de meta (o de salida en algunos casos)? Si tenemos en cuenta que la adolescencia ya ha sido ampliada hasta la treintena... ¿por qué sigue imponiendo respeto? ¿Qué hay después del abismo del 3 delante?

Cuando eres adolescente inevitablemente trazas un miniplan de vida, te haces un boceto de lo que esperas de tí y de los que te rodean para el futuro lejano... Pero ese futuro lejano es ahora, y aquello que parecía que no iba a llegar nunca está a la vuelta de la esquina, y en la mayoría de los casos no se parece en nada a lo que teníamos pensado. Puede que eso sea lo que le da miedo a la gente. Hay un capítulo de Friends en el que Rachel cumple los 30, envuelta en pena porque no ha hecho lo que quería hacer, porque ya es mayor... y durante su fiesta cuenta cómo ve que los demás han conseguido realizar lo que tenían planeado "para antes de cumplir 30" (la meta de Phoebe era hacer dos kilómetros sobre una pelota saltarina, jajaja).

¿Qué pensabas que ibas a ser/hacer antes de los treinta? ¿Qué se nos ha quedado en el tintero? ¿Importa realmente ese límite de edad?

Yo es que estoy muy contenta, en general... Y se ve que mi cristal ahora es rosa, porque creo que se puede hacer cualquier cosa (mierda de poso que dejan las películas de Disney!). En fins... lo que está claro es que nos hacemos mayores, algunos a golpes, algunos de forma natural... Cuando antes lo asumamos y lo integremos, más disfrutaremos de lo bueno. Amén. :D

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Ya pasó...


Pues sí, ya pasó... Ya empezó y ya terminó EL CONCIERTO DEL MILENIO. Ya tocaron en Londres los Led Zeppelin, y yo no los vi, claro. Dos lágrimas se me cayeron al ver en La 2 Noticias las primeras imágenes del evento. Aish!

No sé, yo hubiera dado lo que fuera por estar allí! Aunque puede que Miguel (Sr. Durán) tenga razón, y que verlos no hubiera hecho más que destrozar la imagen que tengo de ellos, tan mayorcitos, tan viejunos. Jooooo! Me da igual! Cuando empecé a escucharles me dolía saber que JAMÁS podría verles en directo... que nacer en los ochenta en lugar de en los sesenta tenía ventajas (cuáles?), pero me impedía disfrutar de unos de los mejores grupos de la historia.

En fin... como siempre, y como para muchas cosas: siempre nos quedará Youtube.

(Dos segundos después de haber escrito lo anterior) Pero poco... Cuando he ido a subir el vídeo me sale un estupendo y enorme letrero que me informa de que Warner ha retirado las imágenes de la red. Joooooooooo!

Snif, snif.

martes, 11 de diciembre de 2007

Atención, Atención!

Hola queridos niños. Soy yo, Mamen, la que solía escribir aquí... ¿Os acordáis de mí? (Por favor que nadie diga que nooooo!)

Utilizo hoy este espacio (más bonico no lo hay) para publicitar a la "familia" Sindromedario (Sindrome-Dario, Sindrome Dario????? Nunca supe cómo se escribe en realidad), que hacen las maletas en Enero para derrochar arte y talento en la capital. Que sí, que queda mucho, pero yo lo pongo ya, para que todos vosotros amiguitos del centro peninsular vayáis preparando la pasta, las ganas y anotando en las agendas el evento. Días 11, 12, 13 y 18, 19 y 20 de Enero (ya os diré la sala y la hora... soy fan, pero no periodista, así que aún me faltan datos, jejeje).

Sindromedario es un grupito de criaturitas de cabezas amuebladas con cosas buenas de verdad (nada de Ikeas, ni Mercamuebles...), unos muchachos que un día por casualidad decidieron unirse y formar una compañía de teatro... El hecho de que todos ellos se conocieran de la Escuela de Arte Dramático de Málaga no tiene nada que ver, claro.

Humor del bueno, insustancia sustancial, lo traen gordo y lo traen fino, son tremendos. En los mandriles presentarán su Opus Magnificus "Alitas de prensa", una obrita sobre alas, sobre prensa, sobremesa, sobre y carta, sobrete de limón... Sobren las palabres (puede que sobre hasta el cartel... jejeje)




Para los que no hayáis tenido el placer de verlos, y para abir boca (no con bostezos), os dejo con el trocito de una de sus actuaciones estelares... :D






Tenéis que ir a verlos...

martes, 4 de diciembre de 2007

Quien a su familia se parece... honra merece

Niños... el miedo nos inunda, la congoja nos invade... Churrasco es humano! Lo hemos comprobado y tiene ombligo, lo que nos despeja la duda sobre su origen: es humano, nació del vientre de una madre, por mucho que nos cueste imaginarlo.


A raíz de estos últimos hallazgos, el equipo de calle Peña se ha puesto a la búsqueda de la familia de nuestro líder espiritual, porque... qué sería de nosotros sin nuestros orígenes?

No tenemos el árbol genealógico al completo, pero sí contamos con algunos de los miembros fundamentales, la crema de la crema churrasco. Ahí va. Lo siento, de verdad... Espero que podáis concederme el perdón por esto...


En el puesto número tres del ranking "Churrasco Family": Belén Esteban! Prima directa de nuestro ídolo, seguro!






Impactados por el parecido, verdad????

Vamos con el número dos... Presentamos a Tita Churrasco.






Esta señora de aspecto cuasi-humanoide es Pitita, aunque a partir de ahora será conocida como Sutita Churrasco...





Finalmente (no hemos trabajado mucho, lo reconozco), os dejo con la mascota de la familia, el mejor amigo de Churrasco, su fiel compañero... Su alter ego canino...










Se ruega la colaboración de vosotros, oh queridos lectores. Se os insta a buscar más miembros de la familia Churrasco... Queremos saber!

martes, 27 de noviembre de 2007

Ya estan aquiiiiiiiii...


En el mundo hay gente fea, gente rara, habitantes del planeta grimor... y luego está nuestro querido amigo "Churrasco", al que amamos y veneramos en calle Peña, porque no hay especimen humano como él. Oremos.

Diré que Churrasco, para el que no lo conozca, es un líder mediático, un héroe catódico, un cénit cultural. Él es el no va más del estilismo, el Big King de la parrilla televisiva... Es inverosímil, lo sabemos, pero por eso le queremos.

Aún recuerdo el día en el que le ví por primera vez...

Corría el mes de Octubre del año 2007... Tres hermosas doncellas colocaban los tesoros traídos de las lejanas tierras de IKEA SEVILLA cuando el azar quiso que ÉL se colara en sus vidas. La tele, a la que nadie hacía caso, emitía Supermodelo 2007 (Cuatro) en soledad.

- ¿Una pausa para un cigarrito? -Dijo una de las chicas.

Sentadas en el sofá del hogar conocieron al LÍDER. Él, sencillo como es, hablaba de la participación en el programa de una de las concursantes. Fue un flechazo.

- Dios de mi vida, es un puñetero churrasco!!!! -Dijo Mamen sin poder contener la risa.
- Juaaaaaaaa -Gritaron muy femeninas las otras dos.
- Es lo más feo que he visto en mi vida!
- Siiiiiiii
- ¿Cómo se puede tener ese tono de piel?
- Nena, la pregunta clave es: ¿cómo se puede tener esa cara?
- Ay! Si sabe hablar!
- Y mira como anda, juaaaaaa.

Y surgió el amor. En ese mismo instante ellas supieron que ÉL estaba destinado a ser su guía, su gurú, su papi-papito... SU CHURRASCO.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Nunca me gustaron los dogmas...

No puedo con el cine Dogma, no puedo, no puedooooooo, no pueeeedooooooo!

Es de esas cosas viscerales, de esos ascos que no tienen mucha explicación racional. Aunque puede que sí que tenga explicación: es un COÑAZO, un invento teñido de intelectualidad, la parida de unos locuelos... Que no puedo, que no.

Y lo he intentado, de verdad, con todas mis fuerzas (o casi). Me parece una pantomima que se vende como ARTE cuasi manufacturado y que en el fondo no es más que otro producto en serie, pero con marca. Algo que se presentó como una alternativa inteligente y pura... ya, claro. ¿Pesáis que estoy siendo dura? Puede que si... No es que los odie, eso requeriría mucha energía, es sólo que "paso de todo" lo que ellos me quieran vender. Lo siento Javi, lo siento Mamá, pero tenía que decirlo. Puede que algún día me coma mis palabras.

Si es que son tremendos... En el 95 (año de fundación del movimiento) los padres de la criatura crearon el MANIFIESTO, un tratado, unas tablas de la ley en las que dejan claro qué es y qué no es cine DOGMA. La receta. Curiosamente ellos mismos fueron los primeros en saltarse las normas, rodando en digital (Detalles gafapasteros, Vol. 1). A mí es que me da que se creen minireyes del universo... tienen un tono de superioridad intelectual, un "todo lo que no sea como lo que hacemos nosostros es basura comercial", que no me va nada. El VOTO DE CASTIDAD, que es como llaman al contrato que tiene que acatar el que pretenda ser dogma, es el siguiente (extraído de la Wikipedia, claro):

“Juro que me someteré a las reglas siguientes, establecidas y confirmadas por:

1. El rodaje debe realizarse en exteriores. Accesorios y decorados no pueden ser introducidos (si un accesorio en concreto es necesario para la historia, será preciso elegir uno de los exteriores en los que se encuentre este accesorio).

2. El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa. (No se puede utilizar música, salvo si está presente en la escena en la que se rueda).

3. La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento -o inmovilidad- conseguido con la mano están autorizados.

4. La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada. (Si hay poca luz, la escena debe ser cortada, o bien se puede montar sólo una luz sobre la cámara).

5. Los trucajes y filtros están prohibidos.

6. La película no debe contener ninguna acción superficial. (Muertos, armas, etc., en ningún caso).

7. Los cambios temporales y geográficos están prohibidos. (Es decir, que la película sucede aquí y ahora)

8. Las películas de género no son válidas.

9. El formato de la película debe ser en 35 mm.

10. El director no debe aparecer en los créditos.

¡Además, juro que como director me abstendré de todo gusto personal! Ya no soy un artista. Juro que me abstendré de crear una obra, porque considero que el instante es mucho más importante que la totalidad. Mi fin supremo será hacer que la verdad salga de mis personajes y del cuadro de la acción. Juro hacer esto por todos los medios posibles y al precio del buen gusto y de todo tipo de consideraciones estéticas.

Así pronuncio mi voto de castidad."

Ejem... Su intención era hacer cine en estado puro, arte con mayúsculas, alejado del mercantilismo, del cine mayoritario y "vacío"... Vale, arte y contra-arte. ¿Y no les ha salido redonda la jugada? ¿No han convertido en una marca registrada lo que pretendía ser una protesta? Ofús, me ofusco. No consigo ver como natural una escena que está rodada por alguien que parece mostrar signos evidentes de Parkinson, con actores a los que se les oye como si hablaran desde un búnker, a los que se les notan tanto los poros de la cara que parecen versiones 2.0 de Jordi González... En mi humilde opinión el efecto que consiguen es justo el contrario: desnaturalizan la acción y la historia, logrando que me cueste la vida entrar en ellas. No me lo creo, porque necesito que no sea tan real para que me parezca real. Puede que sea un problema mío...

En un intento de buscar la aportación positiva de este movimiento, me fijo en que el principio que rige a estas criaturitas es la "democratización" del cine, cosa que me parece estupenda. Me gusta también que sus historias sean "realidades del aquí y del ahora", creo que es un ejercicio narrativo interesante. La puesta en escena en ocasiones es llamativa... Dios, pero es que no puedo con ellos! Ya está.

Como broche a esta perla cultural un documento tremendo, Lars Von Trier en Muchachada Nui.



- "...que me he cargao las gafas!!! [...] le diré a mi madre que me he peleado con unos directores comerciales"
- "Mi próxima película se va a llamar LA BAJONA NO PERDONA"

Jajajajajaaaaaaaa

Y esto... Un cortito de mi amigo Lars. (Si eres capaz de verlo entero sin gritar "MATENMEEEEE", te admiraré)

jueves, 22 de noviembre de 2007

Voces desde la vagancia...

Yo sé que no escribo, yo sé que tengo esto un poco abandonado... pero no me dejéis, oh fieles/queridos lectores/amigos! Ahhhhg! Seguid conmigo... no hace falta que me llevéis a caballito!

Tengo espesor mental, fruto del estupendo resfriado que le brindo como ofrenda al frío entrante, y a la dinámica de la vagancia en la que me encuentro inmersa desde hace meses. Y esto no puede ser, que una es de natural inquieto. Me fustigo, y me pongo a escribir.

Quiero hacer un relato corto para un concurso... Hasta ahora me he limitado a unos cuantos microrelatos.... brrrr, no sé qué es eso de escribir más de diez líneas. Llena de complejos y de miedos me pongo, porque me apetece, y porque he perdido demasiado tiempo ya. Aaaaaaish!

Hoy es de esos días en los que me siento capaz de cualquier cosa, en los que sé que hay metas que no son utópicas... oe oe oe. Lamentablemente mis metas para lo que queda de tarde son más que mundanas: poner una lavadora, limpiar la cocina y darle un arreglo a mi dormitorio. Ser mayor, vivir sólo y no ser una rica heredera es una caca. No a las tareas del hogar, qué pereza! Mientras lo hago, sin ganas ningunas, voy a ir preparando un mini concurso de cine para el blog... Unas cuantas preguntas para vosotros, expertos/frikis. Espero vuestra participación, pendejos!

PD: Estamos montando un club de fans de Tamara Falcó. Después de sus declaraciones de hoy: "Mi personaje histórico favorito es Robin Hood" no podemos por menos que adorarla. Ser tan simple y tan rica tiene que ser una cosa tremenda.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Recuerdos, alegría, delincuencia y Huesitos.

Advierto: este post es NIÑA.

Hace unos días Con volvió de Irlanda para pasar las vacaciones en Estepona. En cuanto pude me dirigí hacia el que fue mi pueblo durante años para verla. Salimos a cenar cuatro chicas, cuatro amigas de la pandi de toda la vida. Cinco minutos después nos convertimos en "niñas con morriña": ¿Os acordáis de cuando estábamos en el club...? Y así empezó el viaje en el tiempo.

Pensé que, puestas a trasportarnos a los noventa, lo mejor sería hacerlo en un lugar evocador: nuestro antiguo instituto. De modo que con nocturnidad, alevosía, y pavo a raudales nos plantamos allí. Fotos de las cuatro en la entrada, fotos del patio... muchos "ohhhhh, la de ratos que pasamos bajo aquella palmera", "en ese sitio se ponían los guays, verdad?"...

Entonces nos dimos cuenta de que la reja de la calle estaba abierta, ¿Entramos y nos hacemos unas fotillos? Siiiiiii! Sabíamos que había cámaras de vigilancia, pero... ¿qué podía pasar? Si nos pillaban como mucho nos pedirían los papeles y se reirían de nosotras (cuatro chicas ya mayorcitas, casi llorando haciéndose fotos en las canastas del patio... tremendo!).

Al principio no nos atrevíamos a entrar, así que nos limitamos a hacernos fotos con una pierna dentro del insituto, pero poco a poco nos envalentonamos, y de media pierna pasamos a medio cuerpo, de ahí a entrar dos metros, tres... Hasta que terminamos por darnos un paseo en toda regla, contando batallitas, claro.

Esa visita hizo que el resto de la noche girara en torno a nuestro pasado juntas, la juventud! De eso a un análisis de lo que es la vida, y la felicidad, de cómo ha pasado el tiempo, de lo que sentíamos entonces y de cómo entendemos la vida ahora... sólo hubo un tris. Compramos chucherías (Huesitos, regaliz, napolitanas...), nos sentamos al lado de los barquitos del puerto deportivo, y charlamos hasta las mil. Menuda pandi. ;)

Ellas son casa, y no hay nada como el hogar para sentirse bien.

Copla para mi Con, nadie interpreta la canción mejor que ella, ni los Cake estos. ;) Ole con ole.


lunes, 12 de noviembre de 2007

It´s my party and i´ll die if i want to...

Desde hace unos días se celebra en Málaga la XVII Semana de Cine Fantástico, y este año SI ESTOY VIENDO PELIS. Todos los años digo que voy a ir, pero eso nunca sucedía... hasta ahora!. Sangre, viscerillas, chinorris asustados, clásicos del género, perlas de amor (Luis Piedrahita, casémonos) y cientos de frikis de buen humor por el módico precio de cuatro euros la sesión, ¿se puede pedir más?

El viernes me disponía a disfrutar de una velada con una jovencísima Tippi Hedren y unos pájaros enfadados gustosa y feliz de hacer el friki un rato. Pero por azares del destino terminé viendo "La habitación de Fermat", de Rodrigo Sopeña y Luis Piedrahita, al que amo profundamente en plan quiero casarme con él y peinarle el flequillo por las mañanas. No quiero hablar detenidamente de la cinta, porque bueno... no puedo hablar bien de ella, y como es de mi Luispi... Jo! Yo le dí la máxima puntuación, pero tengo que reconocer que es porque el amor me cegó! Es un ejercicio curioso, no se hace pesada (cosa importante teniendo en cuenta que son cuatro actores en una habitación tooooodo el rato), la estética pop mola (estos poperos... la música de fondo: los planetas, juas), pero el guión tiene fallos, y obliga al espectador a dar concesiones para poder entrar de lleno en la trama. Aún así, se puede ver, o algo.

Hoy por ser domingo, y también un poco por azar, todo hay que decirlo, he terminado el día en la sesión golfa de "Diary of the death", de mi tío por parte de madre George A. Romero. Estas cosas están bien porque no te defraudan, son exactamente lo que esperas... George sabe hacer su trabajo, aunque sólo sea porque lleva haciendo el mismo desde que el mundo era en blanco y negro. Y ME LO HE PASADO PIRATA! La sala, del cine Alameda (para los que no conocéis Málaga, este cine es un clásico: un antiguo teatro, de salas pequeñas y malolientes, en el que ponen cositas más especiales), estaba llenita de personajes (góticos, gafapasteros... y nosotros) dispuestos a pasar un buen rato en compañía de zombies. Y vaya si lo hemos pasado! Gritos, saltos del asiento, carcajadas y hasta aplausos hemos compartido, como buena audiencia entregada al espectáculo. Ha sido una experiencia genial.

Y es que los zombies molan un montón, de siempre, de toda la no vida de Dios. Y estos además son de los clásicos: andares torpes, balbuceos inteligibles, mirada perdida, brazos ligeramente alzados, y un fétido aliento (esto me lo invento). Zombies con los que te ríes un montón (en estas pelis siempre hay momentos de comedia, voluntaria en ocasiones, involuntaria en la mayoría), aunque no te importaría matarlos violentamete, o adoptar uno como animal de compañía. Ponga un zombie en su vida!

Y va la cosa de zombies:

1. Tremenda copla de los Misfits, "Scream". El vídeo... ejem. Bueno, ahí lo dejo. La canción está muy bien, separad en vuestra mente las imágenes del audio!



2. Esto es lo peor del mundo, tanto que acaba por hacer gracia. Dos tipos de música coreografiados por orientales con caretas de zombies, del malo de scream... Terror.





3. Es que no puedo evitarlo. LOS ZOMBIES: "Groenlandia". Jaaaaaaajajaja



¡VIVAN LOS NO MUERTOS, VIVAN!

sábado, 10 de noviembre de 2007

Salir, beber, el rollo de... a veces

Durante una época larga las noches de los fines de semana tenían un esquema sencillo: viernes salir, sábado día muerte, sábado noche salir, domingo: intentar recuperar fuerzas. Algún jueves que otro también había fiesta... Y era genial, y me lo pasaba pirata.

En los cinco años de carrera no salí demasiado, por no decir nada (salvo en primero, que fue un descontrol, como es normal), por motivos que no vienen al caso, y quieras que no, el cuerpo pide marcha... De modo que desde el 2005 hasta este año he ido recuperando esos momentos "deparrame" que todo joven ha de tener (en mayor o menor medida), porque sí, porque me apetecía. Sabía cómo empezaba la noche, pero no cómo iba a terminar. Los bares eran lugares de reunión, donde una clientela fiel y casi familiar se encontraba cada fin de semana. Gente nueva que aparece en tu vida mucha, gente que sobrevive a la noche... poca. Es difícil entablar amistad real con personas que se han conocido en el ambiente de la noche, eso es así. Si ya en la "vida real" lo es, en el vacío mundo nocturno cargado de trivialidades y alcohol aún más. Cada noche tu ración de amistad caduca, tu ración individual... como decían en el Club de la Lucha. Experiencias memorables, exaltaciones de la amistad, locuras varias, hechos que se convierten en material para anécdotas de forma inmediata. Pero todo tiene su momento, y cuando salir ya no mola tanto, cuando da pereza, cuando las caras son siempre las mismas, la música no cambia, y aquello que era todo novedad se convierte en rutina, deja de apetecer, al menos para mí, que no llegué al nivel master de crapulismo.

Por eso y por otros motivos hacía ya tiempo que no salía por el centro de Málaga, pero anoche tocó. Jo, y cómo me alegro. Precisamente por haber estado fuera del circuito un tiempo, ayer fue todo como nuevo... pero al mismo tiempo familiar. Encontrarme con gente que hacía tiempo que no veía, saludar y saludar, chupito!, charlas impregnadas de ron que oscilaron entre lo más trivial y lo más denso del cine contemporáneo. Así fue, y cómo me alegro. Me dejé llevar por el buen rollo colectivo, y me lo pasé genial, como podemos ver en esta gráfica. D. Robe y Dña. Mamen, con Lorena al fondo. :D

Además era el cumple de Rafael (actor tremendo, y personaje a querer), al que también hacía miles que no veía, y eso sí que está feo... Que no se vuelva a repetir.


Ea! Ya, hasta el mes que viene no salgo más. Je!


viernes, 9 de noviembre de 2007

Alegrías varias

Abandonadillo tenía el tenderete este... Días de movimientos varios.

Me han admitido en un doctorado de Psicología y Publicidad... y lo voy a hacer, porque me apetece muchísimo. Motivo éste que me hace estar contenta, de veras. :D No puedo concretar aún hacia dónde andarán mis pasos a corto plazo, pero cositas como ésta me animan mucho. Una, que es así de sencilla.

Subidones emocionales, que dan vidilla a tope. Y para montañas rusas esta copla. Del estreno de Kill Bill 2, en directo. Tremenda.



Porque hay días en los que yo también me molo.

lunes, 29 de octubre de 2007

Vendetta!



Mamen y el cine oriental II
Hoy:
Old Boy.



¡MADRE MÍA, QUÉ BUENA ES!



Una historia que te atrapa, una estética brutal, unos actores que se salen... No quiero desvelar nada porque merece la pena verla sin tener información precisa previa, pero jooooo! Sangre y grima, amor y dolor mezclados con maestría. Dos horas que se pasan volando para un espectador inmerso en el mundo de Oh Dae-Su, un hombre destrozado que busca la verdad.




Tres objetos como hilos conductores de esta increíble historia: un martillo, un teléfono móvil y un paquete con un bonito envoltorio. No quiero decir más, aunque quisiera decirlo todo! Ahhhg!







Hay una escena, rodada en un plano-secuencia, en un pasillo, que... madre mía! Menuda coreografía, tan brutal como elegante, con esa música... Ufff! Escenas de extrema violencia (me escondí detrás de la mantita presa de la grima) espectaculares, pelos de punta en otras, emoción a flor de piel en algunas, fascinación y perplejidad final. Y todo sin parpadear. Increíble. Me declaro fan fan.


Old boy forma parte de una trilogía (del director Chan-wook Park) sobre la venganza. ¿Qué sería del cine sin ella? Desde Kill Bill hasta... Jummm, ¿cuáles son vuestras pelis favoritas que versen sobre el humano arte/sentimiento de la venganza?


PD: "La venganza es un plato que se sirve frío" que decía uno de los protagonistas de Las amistades peligrosas...

viernes, 26 de octubre de 2007

Y ya no se habla más del tema... ;)

¿Pero qué le pasa a todo el mundo con el marketing, con la pasta y con los artistas? En vista de todo lo que ha generado el tema Héroes, se dedica en este blog un post "Especial artistas y pasta, ¿ agua y aceite?

Seamos razonables. Me parece que se está yendo de madre esta historia, por Dios, estos señores no son los primeros ni los únicos en hacer negocio con la música, y no son, evidentemente, Javier Álvarez (como apuntaba Javi), que por cierto no llenaría un estadio con 77.000 personas ni de coña, ni falta que hace, pero seguro que si pudiera, cobraría la entrada a 42 euros, eso esta claro. Vamos a ver, que esto es un negocio, niños. Javi, tú te mueves en el mundo del arte, donde más barbaridades económicas se perpetran (millones de euros por obras de pintores, que a fin de cuentas son personas...). Es la misma gilipollez, es la misma historia. Esta gente se ha reunido para ganar pasta, y para flipar viendo a un montón de hijoputas vibrando con ellos, cosa que es perfectamente lícita. Yo he estado cambiando/prostituyendo mi tiempo por dinero dos años cuando curraba en la resi... Si alguien me hubiera ofrecido 5.000 euros al mes quizá aún seguiría ahí... ¿Por eso soy peor persona?

¿Ninguno de vosotros, oh integras personas, hacéis nada por dinero? ¿Está vetado para el artista el derecho a querer ser rico? ¿Ser artista, rico, y con ego, te hace ser un gilipollas? Es que... es como decir que Serrat no es de izquierdas porque gana pasta. O que la última gira que ha hecho con Sabina es por amor al arte, y no por pelas... Dejemos de hipocresías, de dobleces morales. Vivimos en una sociedad con unas reglas, es un sistema, y en él me muevo. Acepto las cosas como son aunque me quemen, puedo enfadarme con algunas, pero siempre intento beneficiarme de lo que puedo. Yo pagué lo que pagué por esa entrada, y doy por bien invertido el dinero porque flipé, porque fue increíble, y ya está.

Y me da igual que hablemos de los Héroes o de Manolo el del Bombo Greatest Hits... ¿Cuál hubiera sido el precio correcto/ético a vuestro juicio? Como decía un amigo el otro día: Si tuviérais casa y os ofrecieran por ella diez millones de pesetas más de lo que vale, ¿los rechazaríais por ser poco ético? Seamos serios.

Con todo esto no pretendo hacer una apología implacable del consumismo, me repatean muchas de las cosas que suceden motivadas por intereses económicos, hay cosas que no entiendo de nuestra sociedad... los que me conocéis lo sabéis... Pero de ahí a montar historias porque un grupo haya hecho negocio... En fin. Puede que yo también me haya exaltado, y que por comentarios que entiendo salidos de madre me haya polarizado hacia el lado contrario... puede, es lo que tiene discutir ;)

Como me temo que la cosa se va a caldear (Lorena, relax, please, jajaja), os dejo con una coplita bonita (BSO Las Horas, si podéis escucharla entera hacedlo, merece realmente la pena). Ea!




miércoles, 24 de octubre de 2007

Sin invitación que vino...

Martes, siete y media de la tarde... Vamos a ver The Host! The Host? Ummm, bueno.

Como ya dije en... dios, qué más da donde lo dije, como si sólo lo hubiera dicho una vez... En fin, a lo que iba, que me cuesta entrar en el cine oriental. Supongo que es la falta de costumbre. En este caso, siendo una peli "de terror" no es tan complicado, pero aún así, no me identifico con los personajes. No sé si es que no los entiendo porque no me gustan, o por el abismo cultural. Meterme en la historia cuando ellos actúan de un modo tan diferente al mio... no sé.



En cualquier caso, me gustó. El principio, la aparición de Gwoemul... es espectacular! El inicio de la historia es realmente bueno, el planteamiento... si si. Me gusta el tono de comedia que adquiere en algunos momentos, me gusta que sea en realidad una historia sobre la familia, más allá del monstruo... Una muy buena fotografía (algunas son realmente destacables), y una acertada elección musical. La combinación de imágenes oscuras, tétricas y viscosas, con música casi dieciochesca da como resultado un ambiente muy especial. :D Aunque hay cosas que no me gustan nada: no entiendo las acciones del ejército, hay cosas que son muy gratuitas, a veces se te escapa un "ya claaaaro", de modo que tienes que dejarte llevar para no salirte de la historia.

En general (como si mi opinión contara para algo) tengo que decir que los puñeteros koreanos saben hacer películas, eso es un hecho. Me rindo ante la evidencia.


lunes, 22 de octubre de 2007

...y puedo decir eso de "yo estuve allí"

Salimos realmente temprano de casa. Dos horas y pico de carretera hasta Sevilla. No hubo problemas para encontrar el sitio, no hubo problemas para aparcar. Allí, cientos de personas esperaban ya para el evento. Personajes de todo tipo (pañuelo en la cabeza, bandera en los hombros a modo de capa...), de todas las edades (los treintones ganaron, me temo), con todas las ganas de que llegaran ya las nueve... La gente esperaba la apertura de puertas escondiéndose del sol (Sevilla, calufo 2007), comiendo, bebiendo, cantando. En vaqueros y con camiseta negra el 90%. Coches abiertos con los Héroes a toda leche. ¿25 euros la camiseta oficial? No puedo gastarme tanto, pero quiero una! Al final pobre y cutre como soy compré una menos oficial, pero más bonita, y la sudé, vaya si la sudé en el concierto.

Cerca de las cinco la gente empezó a ponerse nerviosa, se rumoreaba que iban a abrir las puertas. Los primeros en la entrada tenían tiendas de campaña, habían pasado la noche allí! Buscamos una sombrita cerca de la Puerta F. Ésa era la de más fácil acceso porque no habían colocado vallas, y aunque la gente había hecho una cola en plan organizado, todos sabíamos que en cuanto abrieran las puertas el caos reinaría en ese lugar. Y esa era nuestra baza, apostamos todo al CAOS. Y salió bien. Entramos cinco minutos después, sin agobios, con muchos nervios, en estado de fliponismo. Entramos tres y uno se quedó fuera esperando a sus colegas que aún no habían llegado. ¿Nos veríamos en el interior?

Agarradas para no perdernos nos miramos las unas a las otras: estamos dentro niñas, y vamos a ver a los Héroes. Encontramos un sitio cojonudo, en el centro, justo detrás de la zona PREFERENTE (veinte euros más cara). El teléfono suena, es Dani que ya está dentro, y solo. Voy a buscarle, y cuando intentamos volver al sitio definitivo... IMPOSIBLE! Miles de personas habían entrado en los cinco minutos que tardamos en encontrarnos, y se habían sentado en el suelo. Haciendo equilibrios con el cuerpo, intentando no pisar y pasar conseguimos llegar a "casa". Quedaban tres horas para el comienzo.

- ¿Jugamos a las cartas?
- Claro!

Doscientas veces que jugamos al Culo ("Comemierda" en otros lares) sentados sobre el plástico que protegía el césped. El tiempo no pasa... Como en aquel capítulo de los Simpsons en el que Bart deseando salir ve cómo el minutero no sólo no avanza, sino que va hacia atrás... Comienzan a doler las caderas, las rodillas.

- Niños, vamos a organizarnos. Vosotros estiráis las piernas y nosotros las encojemos, luego cambiamos -Sacada de contexto esta conversación no tiene precio-

La boca seca, necesidad de agua, pero... ¿quién tiene cojones de atravesar el muro humano (semejante, aunque menos escabroso, al que levantan los espartanos en 300)? Se ofrecían recompensas de hasta diez euros para quien pudiera traer agua a la zona centro, pero la gente no estaba dispuesta a negociar, aunque se reía mucho ante la propuesta, todo hay que decirlo.

Llama Jose (Barbas): ya estamos aquiiiiii!
- Joseeeee, Lorena está seca, ¿por qué no nos compras agua? jajaja
Y Jose, que no puede ser más amable, compró agua... agua que nunca vimos. Ni al portador, claro. Gracias guapito de todas formas ;)

A las ocho y diez mi cuerpo me informa de que o cambio de postura, o se parte por la mitad. Quiero arrancarme la columna, rascarme el lumbago por dentro, y desprenderme de las piernas a la altura de la cadera. Aunque hay plástico en el suelo y la maniobra no iba a estropear el césped, decido no hacerlo, y en su lugar me pongo de pie. Quedan 45 minutos. Nervios en aumento.

Pasa el tiempo... y las luces se apagan. Gritamos. Se empieza a escuchar una canción... ¿por qué siento ganas de comprarme un bote de Noa, el perfume de Cacharel?



- Niños... vamos a ver a los Héroes.

Aguas que se mueven en las pantallas, silencio... y de pronto nos llevaron a "El estanque". Increíble. Más de 70.000 personas cantando, y en español (!¡!¡!¡!) como dice Inés. Aguanté unas tres canciones íntegra, a la cuarta (creo) ,Mar adentro o en La carta, lloré.


Fue un momento alucinante. Cantaba con todas mis fuerzas y de repente me puse a llorar. Me da igual que os riáis de mi, yo flipé. Abrazos, apretones, caricias, miradas complices. Entre dos tierras, Oración, Maldito duende, Apuesta por el rock&roll, joder, y en el primer final... La chispa adecuada. Pero áun quedaban dos bises... Al final, al final de verdad, la última que tocaron, En los brazos de la fiebre... espectacular. Conmigo acertaron, a mi me dieron el golpe de gracia, y lloré de nuevo. Escuchar esa canción, esa, en directo, y como broche, ufffff. Nos preparamos para la salida, y entonces, fuegos artificiales en el cielo. Me muero.

Como habíamos aparcado guaymente y aunque la salida estaba complicada no tardamos las dos horas que dice el Barbas. Cansados, extenuados, emocionados... litros de adrenalina campando por nuestro organismo. Abrazos. Siento que no pudiéramos verlo todos juntos, hubiera sido la leche. Aún así, ha sido el mejor concierto de mi vida... Snif.


viernes, 19 de octubre de 2007

We can be Heroes!

No, mañana no podemos quedar. Sí, es que ya tengo planes, sabes? Lo siento, es algo importante... es que me VOY A VER A LOS HEROES a Sevilla.

75.000 personas...! Como dije en el blog del Barbas (autocita): treintones esperando quitarse la espinita, veinteañeros que eran demasiado peques en la época, y niñatos (con buen gusto) que van a flipar unidos, gritando, algunos incluso llorando... porque si, porque son los Héroes, porque we can be heroes, just for one day... Snif, a Bowie si que me gustaría verle!

Corrían los años noventa (primerísimos noventa) cuando una joven (llamémosla Mamen) pasaba sus días en un colegio de pago, sus tardes compartidas con amigas pijas, y sus noches en solitario, escuchando los vinilos de sus papás progres. En aquellos días, dadas las compañías, los temas de conversación eran tres: ropa cara, delagadez ajena vs gordura propia y... y... Bueno, no eran muchos. Un día esa muchacha escuchó en la radio una canción... jummm, estaba bien, le gustaban las guitarras, la letra, absurda pero estupenda para cantar a gritos, sintiéndola... Eran los Héroes, y a mi me engancharon. A partir de ahora el relato pasa a primera persona, no hace falta adornarlo más.

Recuerdo cuando en mi casa, un día de merienda (mis amigas salían muy baratas, porque al querer ser seres cuasi hetéreos, no hacían gasto), les puse a los Héroes:

Amiga con hambre 1: Mamen, pero de verdad te gusta eso?
Amiga con infrapeso: tia, pero si es una música muy fea, y no hablan de amoríos ni nada!
Amiga quieroynopuedo: jo, que rara eres tia, con lo bruta que es esta música, cómo te puede gustar?
Amiga con hambreperopordiosquenopico: jo, pues la música que de verdad está bien es la de bailar, que así puedes ponerte mona, y ligar.

Creo que, aunque ya lo sospechaba, fue en ese preciso momento en el que me di cuenta de que realmente éramos diferentes, y que la rara era yo, claro. Algún tiempo después conocí a gente con la que empecé a hablar de música, de libros, y de cosas que no eran susceptibles de aparecer en la revista Ragazza (que compré durante años, todo hay que decirlo), y entonces me sentí mucho más en mi salsa. :D

Por esto, entre otras cosas, tengo tantas ganas de ver a los Héroes, porque en cierto modo formaron parte de mi proceso, de mi "encontrarme a mi misma" a una edad en la que eso no es fácil, porque cuando los escucho me acuerdo de las tardes en el "club" con los amigos, de Javi (que no paraba, que no paraba), de gritos en el coche, de borracheras en la playa, y de muchas más cosas, y de mucha más gente. Me da igual que Bunbury sea un capullo, que le guste el pellote más que la coca-cola, que tenga cara de arenque... me da igual. Yo mañana a estas horas tendré los pelos de punta, y estaré flipando. Ea!

NOTA: como todos esperábamos, no he conseguido entradas para los Led... En fin, siempre nos quedará el Karaoke.


lunes, 15 de octubre de 2007

Es humano



Pena. He terminado de leer el último libro de Woody Allen, y he sentido pena. El libro en cuestión lo forman varios relatos cortos, muy en la línea de Cuentos sin plumas, o Cómo acabar de una vez por todas con la cultura. Demasiado en la línea diría yo. Ha sido una absoluta decepción. Leí el primero pasmada ante lo poco que me estaba gustando, jodida por este hecho, y ansiosa ante la idea de que el resto del libro fuera así. Mis peores sospechas se vieron confirmadas. Tras una breve remontada en el relato tres, la caída es imparable hasta el final. Woody, te amo, pero estás mayor.


La obra parece un intento lamentable de copiar el estilo de sus escritos anteriores, siendo algunos exactos en estructura y contenido... He terminado de leerlo por respeto y por admiración (evidentemente no por esta obra), pero reconozco que ha sido tedioso.

Lo único que destacaría es el relato final: La ley de Pinchuk. No es gran literatura, no es que sea especialmente divertido, pero me parece que presenta un concepto guay, susceptible de ser aplicado en la vida cotidiana (al nivel del ¡PASO DE TODO! de los Chanantes). Hasta aquí puedo leer (no voy a contaros el cuento, eso es feo).

Woody, haz cine, y sigue vivo, pero no hace falta que escribas más. Yo, si quieres, te dedico la copla. Atentamente, Mamen.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Engafapastados, pero no estafados.

Hacía tiempo que tenía ganas de meter la nariz en el mundo de la novela gráfica, universo que me es absolutamente desconocido, y en el que soy una total analfabeta. Tras recibir varios anónimos amenazándome con la retirada definitiva de las gafas de pasta y ante la insistente recomendación del Señor Daniel -asias, asias- me lo he leído (Junio: Mamen, deberías leerte este libro -Malas Ventas-, es cojonudo, te va a gustar. Julio: Mamen, te voy a dejar este libro -Malas Ventas- para que te lo leas, creo que te va a gustar. Agosto: Mamen, toma, llévatelo y léetelo -eso fue antes de que se montara en el tren y se lo llevara consigo-. Septiembre: qué mala suerte que la otra vez se nos olvidara el libro... y ahora no lo tengo a mano, te gustaría, es cojonudo -Malas Ventas-. Octubre: ¿Quieres un libro para el viaje? Toma, llévate Estafados, es del mismo tipo de Malas Ventas, ya verás como te gusta, es muy bueno... Mamen: DÁMELO!). Jo, y me ha gustado. No tengo elementos con qué compararlo, sé que ha de ser bueno porque quien me lo recomienda merece mi respeto como docto en la materia que es... Sólo sé que me ha gustado, y sé que quiero más. Mierda, otro yonkismo incipiente.

La historia atrapa, no es que me estuviera mordiendo las uñas, peeeero... es cierto que consigue que quieras saber más. Los personajes están muy bien perfilados, los dibujos molan (recordad que no tengo ni idea de lo que estoy diciendo), y no sé... La cosa es que en conjunto, y desde la ignorancia más aterradora, a mí me ha gustado mucho. Y eso señor juez, es todo lo que tengo que decir al respecto.

De todos los personajes, me quedo con esta chica, Caprice. Veintitantos, jamona, lleva currando en un bar unos cinco años. Dice que trabaja ahí mientas encuentra otra cosa mejor... pero no hace nada por cambiar. Estar atrapado en una situación es algo que conozco de primera mano, puede que por eso empatice tantísimo con ella. Hay veces en las que uno no está bien, en las que es plenamente consciente de que tiene empezar a moverse y reaccionar, pero no puede, y se limita a dejarse mecer por el oleaje. Hay quien no sale de esa dinámica y aún así es feliz. Hay quien se estanca y pasa media vida lamentándose y autocompadeciéndose. Y hay quien un día se levanta y anda. Por cierto, mañana cuando me levante tengo que comprar un ratón para el portátil, e ir a la biblioteca.

sábado, 6 de octubre de 2007

Y los nazis volverán a montar en dinosaurios, y será el fin de los tiempos...

Pesadillas, TÚ TAMBIÉN LAS TIENES. Dentro del mundo feuno de la pesadilla podemos encontrar varios tipos, a cada cual mejor:

- Mira! Estoy desnudo en medio de la calle! (variante chico: mi pene es minúsculo y todos me miran, lo señalan y se ríen).
- Dios! Alguien a quien no veo, que no conozco (y que perfectamente podría tratarse de... NADIE) me persigue y yo no puedo moverme! Ahhhg!
- Han matado a alguien conocido! (variante 1: si al que matan en el sueño es a tu jefe, atento, no se trata de una pesadilla).
- Soy muy pequeño/soy muy grande! Mi cuerpo es deforme, con unas partes más grandes que otras, desproporcionado! Nota: no estás dormido, has vuelto a flipar al mirarte al espejo.
- Ohhhh, el mundo se acaba, todo se va al carajo en breve (en no más de 24 horas)
a) por una crisis nuclear
b) porque se ha acabado el tabaco en el mundo conocido (o al menos en tu barrio)
c) porque monstruos de horrible aspecto intentan exterminar a la raza humana
d) porque has suspendido la útima asignatura de la carrera y era tu última convocatoria

A mí personalmente el último tipo me fascina. Sueños apocalípticos y pesadillas míticas, toda una experiencia, toda una aventura! Y gratis, Señora! Nadie da más por menos!

Dicen que cuando estamos en época de crecimiento es normal que aparezcan terrores nocturnos, que con la fiebre se tengan alucinaciones... ¿Cuál es entonces mi excusa para soñar que he de acabar con Satán, a los 26 años, y estando sana como una manzana? (Tsss, callados todos... que nadie diga: no sé, tú eres psicóloga). Habrá gente para la que las pesadillas supongan momentos de dolor emocional, ratos de angustia vital sin sentido que te dejan jodido para el resto del día. Bien, para mí son lo más parecido a jugar en vivo al Resident Evil, y sin que me cueste un euro! (Mira que integrado lo tengo ya, que no he puesto "sin que me cueste un duro" Ah, amigos, esto es ser europea en el siglo XXI!).

Llevo años intentando acabar con el Diablo en mis sueños, pero el muy ****** se me resiste. Sueño con esto desde que soy adolescente, siempre es el mismo argumento, acabar con el Diablo, pero con modificaciones a lo largo de los años (no se repite tal cual, sino que va evolucionando con el tiempo, acumulo experiencia y armas de un sueño a otro, trucos y formas para escapar, etc.). La historia es la siguiente: el diablo, que no tiene otra cosa mejor que hacer, quiere acabar con la humanidad, empezando por mi entorno, claro. Para ello juega con los humanos (nadie sabe por qué se entretiene con esas cosas), poseyendo a mi familia, a mis amigos... Según empieza el sueño me doy cuenta de que de nuevo estoy en esta pesadilla concreta. Me miro, y lo confirmo, llevo mi uniforme de "acabarconsatán", compuesto por: vaqueros, camiseta, botas de cuero, una versión hippie de la mariconera de Batman, y una coleta (una heroína ha de ir cómoda, ¿qué esperabas, una hábito de neo-monja?). En uno de los sueños descubrí que los gatos son capaces de detectar cuándo una persona está poseída, lo cual me ayuda, porque así puedo expulsar a Satán sin tener que matar a mi conocido. En caso de no tener un gato a mano también podemos saberlo mirando el pelo del susodicho: estando poseído le cambia el peinado (soy una víctima de Sexo en Nueva York). No termino nunca con el jefe de lo maligno, peeeeero, me lo paso genial.

Tener pesadillas es inevitable, así que yo decidí transformarlas en juegos de aventuras, y la verdad... es mucho más entretenido.

Desventajas de las pesadillas:

a) Sudor.
b) Miedo, angustia y dolor al ver como un gatoperro devora a tu hamster.
c) Le quitan tiempo a los sueños placenteros, en los que, por ejemplo, un guapo mozo te informa de que eres por fin millonaria, al tiempo que te declara tanto su pasión por el cine de Allen como su amor por tí. Entonces te miras y tu cuerpo es escultural. En la mesita que hay a tu derecha está la carátula de una película en la que se lee: de la directora ganadora de siete Oscars "escriba aquí su nombre", y un libro firmado por tí, con una estupenda foto de tu cara apoyada en tu mano en la contraportada. Aish!

Lo bueno de tener sueños apocalípticos/pesadillas épicas es:

a) Despertar, y descubrir que el mundo sigue entero y girando, que tú sigues vivo, y lo que es aún mejor, Hacienda seguimos siendo todos.
b) El nivel de automole se eleva hasta la estratosfera al ser consciente de tu enorme imaginación y de tu capacidad para inventar mundos maravillosamente completos y complejos. Es entonces cuando un pensamiento surge con fuerza: "si esto se llevara al cine, sería la peli definitiva. Menudo mindundi es ese tal Tolkien..."
c) Volver a la realidad y pensar que bueno... no eres "el elegido" para salvar al mundo, pero al menos puedes volver a comer Donuts.
d) Despertar, mirar a tu compañero de cama y saber que "eso" es mejor que vivir bajo el yugo de Satán.

Así que niños, ya sabéis: ¡no todo el terror onírico es negativo!

Vídeo: Carman "Satan bite the dust". No comment.

lunes, 1 de octubre de 2007

Ellos también cantan

Hace algún tiempo publiqué un post sobre música y películas... Hoy, ante la falta evidente de ideas guays para un post nuevo, me transformo en presentadora de un "zapping pseudocultureta" y presento: Música y cine II. Uuuuoooooohhh! Más innovación es imposible!

Bien... dentro de la cutrez del asunto, algo de currele hay. Verás.

Sin llegar a ser musicales, muchas películas incluyen canciones interpretadas por los protagonistas (a veces temas suyos, a veces con su voz, a veces sólo playback). Grandes momentos que te hacen reir, o flipar... escenas que son susceptibles de ser interpretadas cualquier día de tu vida. Te convences a tí mismo de que el ridículo es menor porque... como es de una peli... (escudarse en el culturetismo es un arma básica de protección).

Uno de esos momentos de cine que he IMITADO, disfrutando como una enana, hasta la saciedad es de una peli de esas... de esas... ¡A MI ME GUSTA! Wayne´s World! Vivía en la adolescencia cuando ví a cinco locos melenudos montándose el Bohemian Rhapsody de Queen en el coche (la lata con ruedas), y supe que a mí eso me gustaba mucho más que las tonterías de Alicia Silverstone en Fuera de Onda (peli que he visto no pocas veces, todo hay que decirlo). Un raro, ¿nace o se hace?



A otro nivel, y en otra categoría física, está el guapo de Jude Law (qué muchacho tan limpico, que diría mi abuela), interpretando a Dickie Greenleaf en el Talento de Mr. Ripley. Leído el libro (entretenido), y ante la promesa de ver Jude tostado por el sol del sur de Italia, ví la peli. Momento destacable (por lo bueno del tema) es en el que los dos protagonistas suben al escenario de un antro antro, para cantar... Años después la casualidad hace que el Dj del Spectra decida cerrar las noches de sábado con el mismo tema, que aunque parece que no, también se puede bailar. ;)



El espíritu ecléctico me posee, una vez más. Y me lleva ahora a colgar una pieza de una peli ya añeja que vi en el cine por culpa de mi madre, en pleno proceso de rebeldía infantil... "Farinelli, el castrado". No sé como consiguió que la acompañará, la verdad. Y no sabes como se lo agradezco. Recuerdo estar en el cine, jodida por no poder estar con mis amigos aquella tarde, y de pronto ver aquella opulencia artística, aquella puesta en escena, y aquella música. Lloré al escuchar algunas de las obras, con el pelo erizado de la emoción. Al salir le pedí que me llevara al Corte Inglés, y me compré la banda sonora. Ese fue el momento en el que me adentré en la música clásica. Enorme.



Creo que ya está bien por hoy... Bueno, una más, vaaaale. Hace relativamente poco ví Anter del Atardecer, una cinta de corte más bien romántico, pero BIEN HECHA. Segunda parte de Antes del Amanecer... Cuenta la historia de los dos protagonistas unos cuantos años después de la primera cinta. Lo divino, lo humano y lo muy humano es discutido por dos personas a lo largo de un paseo por la ciudad. Enorme película. Enorme historia de sentimientos, de planteamientos de vida, aish! Al final de la peli ELLA le canta a ÉL una canción (deberíais ver la peli entera antes de seguir, lo advierto, aunque al no ser una historia made in Hollywood, el desarrollo de la misma y no exlcusivamente el final es lo que interesa). Precioso tema, que dice mucho, mucho.




Ea! Ya está bien por hoy, que tengo una mudanza que hacer, y horas de limpieza por delante. ¡Si es que me tenéis como una esclava!

jueves, 27 de septiembre de 2007

Abismos

En el siglo XVII Isaac Newton enunció la Ley de la Gravitación Universal, y se llevó todo el mérito. Años más tarde Einstein propone su teoría gravitacional... Uhhh, qué grandes científicos, qué mentes privilegiadas! Anda ya! Muchísimos años antes de que estos dos señores ni siquiera empezaran a plantearse este hecho millones de mujeres de todo el mundo ya conocían el fenómeno, y de primera mano, oiga. Cumplir años te proporciona la prueba evidente de que la gravedad existe... A partir de los cincuenta esa gravedad es mayúscula y literal. Quitarte el sujetador y pensar "uhhh, que frío está el suelo" NO MOLA. Este año se celebra el centenario de la creación del SUJETADOR.

Teníamos los corsés (que aunque como elemento fetichista no tienen precio, vivir 24 horas con uno tenía que ser un infierno) hasta que una señora vió la luz... ¡y llegó el sujetador! Se vendió como rosquillas, claro. Todos encantados: mujeres por comodidad, y hombres porque... si quitar un sujetador ya se os hace complicado a algunos, ¿cuántas horas tenían que invertir vuestros antepasados para ver el entreteto? Un hurra por Mary Phelps Jacobs e Ida Rosenthal, a quienes debemos la existencia de esta prenda íntima, odiada y admirada a partes iguales.

Cuando eres niña observas a tu madre, y ves los sujetadores en el cajón de la cómoda con cierta envidia. Pero entonces, un día (demasiado pronto para algunas, demasiado tarde o nunca para otras) te das cuenta de que TÚ necesitas uno, sobre todo si el uniforme del colegio cuenta con un polo blanco, que no deja mucho a la imagnación. TRAUMA. Ser la primera de la clase (no te cuento si es del curso entero) que empieza a usar sostén te catapulta a la fama... para siempre.

Cuando crees que no vas a superar eso, cuando te miras en el espejo y no entiendes qué sentido tienen esos dos globos/globitos en tu delantera, llega la siguiente etapa de la vida: la adolescencia. A partir de entonces el kilo de teta es más valorado que el de oro, el de petróleo y y el diamantes juntos. Entonces es cuando se produce un fenómeno alucinante: la discriminación positiva. Tener tetas te abre puertas (literalmente en ocasiones), y eso me enveneeeena. Por exceso, por defecto, por tenerlos, por quererlos, los pechos son centro de atención en no pocas ocasiones. ¿Por qué le damos tanta importancia, tanto hombres como mujeres al pecho? (oigo voces)

El consumismo, que se nutre de todo lo que puede, se posó también en las pechugas, convirtiendo algo que se usaba por necesidad/comodidad en un objeto de deseo. La industria de la lencería es acojonante. ¡Pero es que hay cosas tan bonitaaaas!

Asumamos que existen pechos, que en ocasiones nos traumatizan y en otras nos alegran la tarde, asumamos que (salvo hippies o afortunadas) hay que usar sujetador... y desde ese punto, celebremos el centenario del sujetador.

Os dejo con un documento estremecedor. El testimonio de una mujer que sufre. Dramático.


domingo, 23 de septiembre de 2007

Yo con estas cosas me lo paso pirata


Puedo llevar gafas de pasta, puedo leer El Pais (con su EP3), puedo discutir sobre el metaconocimiento e incluso sobre cronocopias y cornucopias... Pero como todos, tengo un lado oscuro (mucho más arriba de donde crees), y es hora de hacer públicas algunas de mis vergüenzas carentes de fondo. Abróchate el cinturón, bebe algo de agua (si estás en Málaga evita la del grifo, no quiero denuncias), y haz un ejercicio de concentración: recuerda y recita en voz alta la interminable lista de cualidades que poseo que hacen que me respetes, lo vas a necesitar.


Yo soy de rock de toda la vida de Dios (con su mayúscula), pero el eclecticismo musical, la manga ancha y la voluntad de disfrute (no vivo en el hedonismo, pero me dejo caer de vez en cuando, que la vida está muy mala) me llevan a territorios peligrosos, a veces incluso, a casa de Damián:



Atención a la letra. ¡Es una genialidad! Juaaaaa!

Los seres humanos desplegamos nuestra conducta en un intento de adaptación al contexto en el que nos encontramos, es lo que se llama ROL (tsss! callados todos los jugadores de rol, que este no es el tema)... de ahí a desarrollar personalidad múltiple, trastorno bipolar o cualquier otra divertida patología hay un trecho... Es innegable que muchas personas tienen dos caras (como mínimo), dos versiones de sí mismos, que pueden ser complementarias, o incluso contradictorias... Benny Benassi hizo dos vídeos de la misma canción (se le puede llamar canción a esto? and i wonder...), una para su lado HORMONAAAAA, y otra para el mundo PUTO MODERNO. Mi lado "lo puto peor" me obliga a mover los pies con esta canción. Puede que ya vaya siendo hora de ir al psicólogo... ¿cuándo era la reunión mi promoción?

Versión quierotetasculostomalotuyo:



Versión soyunmodernosinotelocreesmiramelacaradealegriaquetengo:




miércoles, 19 de septiembre de 2007

Miedoooo

Yo, Mª Carmen Jiménez, con DNI 928347982374928374AZ, residente en... en... X, declaro libremente, y sin coacción física o psicológica alguna, que me dan miedo los maniquies. Series temáticas del "Mundo Mamen", hoy "Miedo a... ¡los maniquies!"

Cuando era pequeña y vivía en Lucena una de las cosas que más me gustaba hacer era visitar a mi tío Emilio en su tienda de ropa. Soy la mayor, con una diferencia de cinco años con mi hermano, de modo que durante años jugué solita la mayor parte del tiempo. Recurría a la fantasía extrema ideando y perpretando planes maravillosos... Ir a la tienda me flipaba. Era genial poder andurrear en el almacén rodeada de percheros cargados de ropa. Tocar las telas, oler las prendas, poner etiquetas con una máquina (en mi frente, en los brazos...), ver los catálogos... Jugaba con los maniquíes que no usaban en el escaparate como si se trataran de Barbies tamaño XXL (a más de uno le hubiera gustado tener esa oportunidad ahora a la vejez). Gran lugar sin duda para una niña flipona... Pero entonces los ochenta cayeron sobre mí con todo el peso de la movida madrileña y la mala pipa de Germán Coppini y el guapísimo Teo Carralda. Mi madre presa de la secta era fan de Golpes Bajos. El pánico se apoderó de mí: Fiesta de los maniquies, no los toques poooor favoooor... Y ese fue el fin.


Durante años tuve pesadillas con esta canción, y con los puñeteros maniquies: Estábamos en una fiesta, rodeados de gente rara, con cócteles de colores estridentes servidos en copas futuristas... Me despistaba un segundo observando a la gente, y cuando me volvía mis padres ya no estaban. Levantaba la vista para buscarles, pero no los encontraba... Giraba la cabeza una y otra vez esperando verles, pero lo que veía era a toda esa gente extraña, putos modernos que se habían convertido en maniquies, con sus copas en la mano y su ropa brillante con hombreras, todos girados hacia mí. Una sensación horrible me poseía, y comenzaba a correr por la casa gritando ¡Papá, mamaaaaaa!. Entraba en las habitaciones y cientos de muñecajos estáticos me miraban... Pensaba entonces que mis padres tenían que estar en la planta de arriba, pero al subir por las escaleras la pesadilla se hacía aún mayor: los escalones iban cayendo en un abismo según yo iba avanzando. Y ellos sin aparecer. Odio a los maniquies. Putos Golpes Bajos.

Otro tío mío, que vivía en Málaga, dedicaba su tiempo libre a crear figuras para los pasos de Semana Santa. Tener cuatro años, entrar en un taller lleno de cristos y vírgenes a medio terminar y cagarse de miedo es todo uno. Dormir al lado, no tiene nombre.

Siendo adolescente visité el Museo de Cera de Barcelona... ¡y allí estaban! Estancias repletas de seres inertes, observándome, con sus expresiones faciales inquietantes. Me pasé todo el recorrido agarrada al brazo de un amigo, pensando que alguno de esos muñecos sería en realidad un actor, y que en cualquier momento me daría un toque en el hombro. Ese hubiera sido mi fin. ¿Por qué existen los museos de cera?

Un día decidí ponerle fin a este temor de la infancia. Cargué el Mp3 con las coplas de Golpes Bajos, y durante un largo trayecto en coche las escuché una y otra vez... No hay nada mejor que la risa para vencer el miedo, y lo de esta gente no es que sea de risa, es que es para mear y no echar gota. ;) Para continuar con la terapia, me senté en el sofá con avituallamiento (palomitas, galletas, refrescos), y me cargué "One touch of Venus" y "Mannequin On the move", después de esa sesión puedo decir que... ¡QUEDÉ CURADA! Aunque no me digáis que no son harto inquietanteeeeees...


sábado, 15 de septiembre de 2007

Perlitas

La música ha sido siempre un fiel aliado del cine, unas veces como simple fondo, pasando desapercibida, otras como un elemento vital que aporta sentido a la escena, o que la engrandece.

Existen grandes bandas sonoras (Barry Lyndon, Blade runner, Amelie, Conan el Bárbaro...) que merece la pena escuchar, con total independencia de las imágenes. Pero hay casos en los que la comunión entre imagen y música es tan bestial que hace que las dos cobren nuevos matices, consiguiendo un producto enriquecido (hierro y fósforo, ocho vitaminas) que te conmueve...

Estas son algunas de esas escenas, cénits fílmicos que se quedan grabados (en VHS no, que está antiguo ya). Os castigo a ver algunos de mis favoritos (limitaciones youtube inc.):

El Gran Lebowski, Jesús Quintana llega a la bolera... Comienza el espectáculo:



Match Point, la intro. Espectacular unión de texto, imagen y música... Hurra por Woody, guapoooo!:



Bitelchus. ¡Qué puedo decir! ¡Qué personaje! ¡Qué estética! ¡Qué baile se marcan!:



La Vida de Brian. Vaaamos, singing everybody! Alwaysss look on the bright sideeee of lifeeee!



En fin... ya iré poniendo más perlitas. ¿Qué pensábais, que iban a ser cosas serias? Parece que no me conocéis... Jajaja

viernes, 14 de septiembre de 2007

In the summer time


Está nublado. Me temo que el verano se ha terminado. ¿Por qué de nuevo se ha pasado y yo no he dorado/churruscado mi piel en la playa?, ¿por qué se me ha hecho tan corto?. Veranos adultos, una mierda de veranos!

Yo no lo hice, ¿y tú?

- Dormir más de seis horas al día. Hay quien dice que existen personas que duermen hasta quince horas, ¿verdad Rafa? Realidad, mito... nunca lo sabremos.

- Ponerse morena. Agosto, cuatro de la tarde. Terminas de comer. Hoy te has pasado, pero claro, es que eran tallarines a la carbonara... ¿Qué es lo que más te apetece hacer? Correcto: ponerte el bikini (dejando al aire tu panza de gorda sin autoncontrol con la pasta) y tostarte bajo un sol de justicia! Claro que sí! Por eso ahora luzco este moreno... (cuando moreno significa criatura de luz).

- Tardes idílicas de terrazas y cañas: ya claro, es una idea cojonuda, y lo es para el 99% de los españoles, así que si tú eres capaz de conseguir mesa yo, personalmente, desde ahora, me hago fiel admiradora de tu persona. Este punto es aplicable a bares estandar, con sus camareros, sus cositas... Los antros pertenecen a una dimensión paralela, en la que siempre hay sitio y la cerveza está caliente.

- Viajar en plan pobre: "este año no nos gastamos ni un duro, vamos a bocadillos...bla bla bla" Se corta la imagen y se ve a cuatro jóvenes hermosas (a la par que inteligentes) comiendo a todo plan en un restaurante en el puerto de Lisboa. Hubo quien realmente pensó que ese viaje austero era posible. Ahhh, las utopías...

- No liarse con un guiri. ¿Quién? Lo pongo por rellenar, porque la última vez que caté carne extranjera fue la de una hamburguesa del McDonald´s de Gibraltar. Ejem.

Se supone que la mayoría ya no somos estudiantes (salvo...), y por tanto septiembre no tiene la identidad de inicio que tenía cuando aún íbamos a clase, y los trenes funcionaban a vapor, se jugaba a la Amiga 500, y el pan con Nocilla te lo ponían por delante... Aish! Se supone... pero, al menos para mí, Septiembre sigue siendo un mes de comienzos y de finales, de planes y de proyectos. NO QUIERO UNA AGENDA ANUAL, QUIERO SEGUIR USANDO LA ESCOLAAAAR!

Y así, queridos niños, es como se manifiesta el Síndrome de Peter Pan en algunas personas. Espero que haya resultado ilustrativo.

Canción extra. Sí, son los Piratas...


jueves, 13 de septiembre de 2007

Comienza la lucha

Led Zeppelin el 26 de Noviembre en el O2 Arena de Londres... La página oficial lo confirma... Y por poco más de 180 euros! Glups! Las entradas van por sorteo (entradas), y sólo hay 18.000. Si en algo me apreciais y os convertis en uno de esos 18000 hij*****, por favor, por favor, por favor... dejádme ir con vosotros! Seguid sin miiii, pero llevadme a caballito al concierto de los Led!

Ah! Una cosa más. Se busca donante de 200 euros de nada. Razón, aquí.



Y eso es todo lo que tengo que decir por el momento.

PD: Monty, siempre atento, ha ofrecido esta información.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Bichos


Yo no sé si en Madrid habrán encontrado el tesoro o no... Pero como en Málaga son unos envidiosos, se han puesto a buscarlo por aquí también, concretamente en calle Peña. En esta calle, que cuenta con veinte casas como mucho, hay miles de obras... todas ellas rodeando mi edificio.

Consecuencias:

a) Individuales/personales:

- Autoestima: escuchar todos los días al menos cinco veces eso de "vayaaaaaa cosaaaaa bonitaaaaa" (mientras no me miran a los ojos).
- Autoestima II: aparcar mientras cinco señores pertenecientes al gremio de la construcción y amantes del pantalón modelo hucha al aire te observan haciendo apuestas sobre si lo lograrás o no... y lograrlo.
-Autoestima III: convertirte en científica al comprobar de un modo empírico que el ser humano SI desciende del mono. No hay duda.
- Autoconocimiento: llegar cansada para descubrir que tu calle esta cortada -otra vez- y tener que dar la vuelta a Málaga para poder aparcar sin llorar, sin gritar y sin matar. Yo me he llevado una sorpresa.

b) Familiar/en pandi:

- Autoestima ajena: descubrir que la presencia de un varón no mitiga la intensidad del comentario del albañil medio malagueño. Autoimagen del varón en cuestión, tocada.
-Supervivencia: Tener a dos mil trabajadores hambrientos en la zona hace que los productos básicos y vitales que vende Dña. Pepi (alias la Matriarca) en su establecimiento escaseen. Antes sólo teníamos a los yonkis que eran todo ventajas... no comen (por tanto siempre había existencias de bollería industrial parcialmente hidrogenada y deliciosa en casa Pepi), te buscan aparcamiento por el módico precio de un euro (pudiéndote ir muy tranquilo a casa, sabiendo que lo peor que le puede pasar a tu coche es que se pinchen drojan sobre tu capó -la modalidad chute indoor está por demostrar, no conozco casos-), te hacen imitaciones muy logradas del Cuñao, recogen las colillas del suelo para que el barrio esté más limpio... vamos unas joyas!

c) Hogar:

- Economía: Vivir en un bajo ya implica acumulación de polvo cosmopolita. Con obras cercanas este hecho adquiere magnitudes épicas. Ya no tenemos que ir a Cádiz para disfrutar de las dunas, con lo que ahorramos muchísimo.
- Avances médicos: convivir con esta cantidad de polvo hace que uno se inmunice. Esperamos el reconocimiento de la comunidad científica de un momento a otro.
- Digievolución de la fauna: se han descubierto, tras los últimos movimientos de tierra en el solar contiguo, dos nuevas especies de insectos, la moscaraña y el bastardifilus (familiarmente conocido como esneiker). Este último, de madre araña y padre saltamontes, del que se esperaba mucho, ha resultado ser un animal semi-ciego y torpe de movimientos, demostrando una total incapacidad para el salto lateral, vertical, giro a la izquierda, desplazamiento hacia adelante y para la huida ante la aproximación fatal de una chancla.


Seguimos investigando.